MAXIMAS Y MINIMAS: Dios nos dio la fe para poder creer en los curas

Enlaces patrocinados

Esta es la parte 70 de un total de 97 partes en la serie Aforismos / Rafael Carvajal

 

Es mejor el entusiasmo de la ignorancia que la indiferencia de la sabiduría.

Cuando uno se enamora de una persona es porque la vio bien; cuando se desamora es porque no la vio mejor.

Dios nos dio la fe para poder creer en los curas.

A los adolescentes les gusta cambiar todo, menos los zapatos tenis que llevan puestos.

El hombre casado que busca una amante bien formada, debe cuidarse de que su mujer no esté bien informada.

Mi madre me enseñó rectitud cuando decía: “¡Meta la joroba y camine derecho!”.

Lo importante no es saber hacia dónde vamos sino saber cómo llegamos.

El Muro de los Lamentos es el paredón de los turistas.

No es que haya hombres callados, lo que pasa es que hay mujeres que no se callan.

Hay matrimonios en los que para dejar que la esposa sea feliz, hay que dejarla.

Si quiere dormirse más rápido, cuente ovejas de dos en dos.

Definición de Caricatura: Dibujo que en los periódicos democráticos se hace antes del editorial y en los otros después.

Series NavigationMAXIMAS Y MINIMAS: El problema con la vejez es que no se es lo suficientemente joven para disfrutarlaMAXIMAS Y MINIMAS: El beso es un imán de carne.
Rafael Carvajal

Rafael Carvajal

Rafael Carvajal nació en Bogotá, Colombia. Tras cursar estudios de periodismo en su país, se radicó en Los Angeles, California. Sus escritos han sido publicados en revistas y periódicos tanto en Estados Unidos como en Colombia. Su forma de esribir denota una mezcla de filosofía lógica con humor absurdo. Es miembro fundador de la peña literaria La Luciérnaga de Los Angeles.
Rafael Carvajal

Enlaces patrocinados