Las parejas del mismo sexo siguen esperando

Cuando James Tilley entró en aquel club nocturno de San Francisco, su vida cambió para siempre. En medio de las luces, tenues, y la música a todo volumen, percibió la presencia de José Jiménez.

“Nos miramos a los ojos aquella noche y desde entonces somos inseparables”, dice James.

Su noviazgo fue corto, y en cuestión de meses la pareja sabía que eran el uno para el otro. Sin embargo, su plan de matrimonio se estancó cuando la Proposición 8, la iniciativa electoral que le quitó el derecho de las parejas del mismo sexo a casarse en California, fue aprobada en noviembre de 2008.

“Habíamos hablado de matrimonio, pero nos esperamos, no se nos ocurrió que la Proposición 8 pasaría”, dijo James.

Este agosto fue  emocionalmente agotador para las parejas del mismo sexo que buscan casarse. El día 4, el juez federal Vaughn Walker revocóla vigencia de  la Proposición 8 y declaró que el de  contraer matrimonio es un derecho fundamental consagrado por la Constitución del estado. Sin embargo, menos de dos semanas después, la Corte  de Apelaciones del Noveno Circuito emitió una suspensión de la decisión del juez Walker.

“Me sentí herido. Estaba tan emocionado por finalmente poder casarme con José,” dijo James.

James y José habían elegido el día de hoy, 21 de agosto como la fecha de su boda. Sus esmóquines, anillos, el lugar de la ceremonia estaban listos y muchos de sus amigos y familiares ya habían reservado sus vuelos. Para su consternación, al igual de todas las parejas del mismo sexo que quieren  casarse, deben esperar al menos hasta el 6 de diciembre. En esa fecha,  el tribunal de apelaciones comenzará a escuchar los argumentos de la apelación a la sentencia del juez Walker.

La situación de las parejas del mismo sexo que desean casarse no es igual de turbia en el resto del continente como lo es en Estados Unidos. El mes pasado, la Suprema Corte de Justicia de México determinó que todos los 31 estados de México tienen la obligación legal de reconocer los matrimonios de parejas del mismo sexo celebrados en la capital del país. En Costa Rica, el tribunal máximo de la nación bloqueo un referéndum que haría que el derecho de las parejas del mismo sexo a contraer matrimonio fuese ilegal. Los votantes del país hubieran votado sobre el referéndum en las elecciones del 5 de diciembre de este año.

A lo largo del continente, los tribunales están siguiendo las tendencias públicas que apuntan a un aumento del apoyo al derecho a contraer matrimonio. Una encuesta llevada recientemente a cabo  en California arrojó que el 50 por ciento o más del público está a favor de matrimonios de parejas del mismo sexo, comparado con sólo el 42 por ciento en 2009. Más importante aún, una encuesta publicada por el Instituto de Investigación de la Religión Pública,  señala que el 57 por ciento de los latinos católicos, un grupo que se percibía como importante pilar de apoyo a la Proposición 8, votaría a favor de los derechos de matrimonio para parejas del mismo sexo si se le diera esta  oportunidad.

“Mi mamá es muy católica, pero sigue siendo muy cariñosa y me apoya,” dice  José. “porque me ama a mi, ella ama a James.”

El vínculo entre James y José se hizo más fuerte en 2008, durante la campaña electoral librada por los proponentes de la Proposición 8.

Los grupos y organizaciónes LGBT ven con optimismo el resultado final de la apelación contra la Proposición 8, que continúa haciendo su recorrido a través de los sistemas de corte, potencialmente alcanzando la Corte Suprema, el tribunal más alto de la nación.

“Nuestros esfuerzos para ganar de nuevo el matrimonio continuarán”, dice Mario Guerrero, Director de Asuntos Gubernamentales para la Igualdad de California, la organización más grande de derechos LGBT del estado. “Nuestra lucha no termina dentro de la corte. También tenemos que ganar en el tribunal de la opinión pública. Tenemos que seguir hablando con nuestros amigos, familiares, vecinos y compañeros de trabajo acerca de la importancia de apoyar la libertad de casarse. También seguiremos trabajando en las elecciones, respaldando a candidatos que apoyan los derechos de los  LGBT y la plena igualdad para todos. ”

Por el momento, las parejas del mismo sexo tendrán que seguir esperando hasta que la Proposición 8 se elimine de la ley de California u otra iniciativa electoral restaure el derecho de las parejas del mismo sexo a contraer matrimonio.

“A pesar de que no podemos casarnos ahora, espero que podamos hacerlo  pronto”, continúa James.”Esta decisión nos ha acercado. Recibí mucho apoyo de mis compañeros de trabajo; en algunos casos yo  ni siquiera sabía que apoyaban la igualdad de matrimonio. Seguimos adelante con nuestros planes, nada mas se pospusieron. Nos gustaría poder casarnos durante el verano.”

Nikh Mendez

Níkh Méndez es un especialista en medios de comunicación sociales. Ha ayudado a varias organizaciones a ampliar su marca a través de la
internet . Nació en México y emigró a Estados Unidos cuando tenía tres años. Se graduó de la Universidad de California Riverside, en Ciencias Políticas.

Latest posts by Nikh Mendez (see all)

1 comentario

  1. Que hay muchos, hombres heterosexuales, que exigen y piden honor y respeto, a personas que ni siquiera conocen, mas que solamente de vista, ha pues estas personas heterosexuales se dedican a estar investigando la vida privada de muchas personas solteras, se la pasan cuidando las vidas ajenas, según estos pseudo heterosexuales, porque les interesa que no tengan vidas de homosexuales, algunos piensan, que estos menesteres deben de ser de gentes del gobierno, y no de cualquier simple persona, o lo que seria mejor de entender, los que se deberían de preocuparse de no tener vidas secretas de homosexuales, son los hombres heterosexuales que están casados civilmente, estos hombres unidos en matrimonio, ellos si están cometiendo un crimen para la sociedad, y ellos si tienen que estar preocupados de su propia vida, y deben de cuidar su vida propia, además las leyes no impiden que los solteros convivan entre ellos, casi los militares permiten que hombres solteros puedan convivir, para cuidar el índice de natalidad tan alto, y que el país no los pueden mantener. Y que los hombres heterosexuales, deben de respetar a los hombres y mujeres solteras y solteros.

Comentarios cerrados.