La ortografía, un mutante

***

[ad#Google Adsense-2]

***

La nueva edición de la Ortografía de la Real Academia Española contiene novedades interesantes: la “y” se denominará “ye”, en América deberán dejar de llamar “be alta” y “v baja” (o “be larga” y “ve corta”) a la “b” y la “v”, y “guión” y “truhán” pierden la tilde. La nueva Ortografía propone un solo nombre para cada letra: be para b; uve para v; doble uve para w y ye para y (en lugar de i griega).

Que la ortografía es un ente mutante lo ilustra bien el hecho de que, en 1741, la primera edición lanzada por la Real Academia Española apenas 30 años después de su fundación se titulaba Orthographía. Por otro lado, que la disciplina que rige la correcta escritura es un asunto sensible para mucha gente lo demuestra la polémica que se desató cuando en 1815 se eliminó la “h” de la palabra “Christo”. Por eso, Salvador Gutiérrez Ordóñez, coordinador de la nueva Ortografía académica que publicará Espasa antes de Navidad, evita usar incluso la palabra reforma. No digamos ya revolución.

Pero más que la susceptibilidad de hablantes que se han acostumbrado a guión o quorum como otros se habían acostumbrado antes a obscuridad o Christo, lo decisivo es que, mucho más que el diccionario o la gramática, la ortografía constituye la mayor garantía de unidad del idioma: “En la inmensa extensión del mundo hispanohablante, el español presenta variedades fónicas y léxicas. Sin embargo, comparte unas mismas normas ortográficas. Por eso podemos leer a Rulfo y a Delibes como si tuvieran una misma voz”. Puede que la palabra manejar no signifique lo mismo en España y en América, pero en las dos orillas se escribe exactamente igual. (Elpais.com)

Observo continuamente escritores transgresores con el idioma y que son los que me atraen. Un ejemplo de ellos es e.e. cummings (EEUU, 1894-1962), uno de los poetas más experimentales e inventivos del siglo XX. El estilo de Cummings se caracteriza por su inconformismo tipográfico (del que no se salva su propio nombre: e e cummings), sus distorsiones sintácticas, su puntuación inusual, los neologismos y el empleo libre de los ritmos del jazz y la jerga. Aunque el contenido emocional de su poesía parece en primera instancia cínico, básicamente es lírico y casi romántico.

Luego veo a chicos frente a sus computadores escribiendo un blog de la misma manera que este fabuloso poeta lo hacía y me pregunto si debo corregirlos o quizás prohibirles la lectura de e.e. cummings, porque pareciera que son sus fanáticos. Estos niños también tocan jazz… oh yeah!

Hay códigos en el mundo y estos van mutando, siempre fue así;  que hay de los mensajes de texto o sms txt, hasta tenemos un diccionario en Internet para utilizarlos correctamente (diccionariosms.com). Hacemos unos miles de kilómetros y hablamos spanglish, una conversación que nos llevaría veinte minutos la resolvemos en cinco minutos y los interlocutores que participan aumentan, entre mexicanos, americanos, caribeños, latinos… todo se transforma como si se tratara de un speaker abierto a todo el mundo pudiendo entender lo que dicen.

Tengo un teclado en español y otro inglés, dónde está la eñe de ñato, año, ñandú, pero ¿cómo diablos resuelvo un dominio de internet con ñ? Ahora esos problemas ya no existen, tenemos los códigos Ñ (Ñ) y ñ (ñ), la Ñ se sitúa a la derecha de la L en los teclados Qwerty para español o presionado alt + 0241 (o alt + 164) o SHIFT+CTRL+u o mediante la secuencia Compose n ~ o presionando la tecla Amiga Derecha + J y posteriormente ingresando N o n o el número hexadecimal 00f1 o bien 00F1 (según los sistemas) y para el dominio utilizamos el denominado “punycode” .

Todavía leo tarjetas, avisos, publicidades en donde se colocan los e-mail o direcciones web en mayúsculas, no como parte del diseño, si como parte del problema y hasta la primer letra del dominio escrita en mayúscula.

Observaron qué pasa cuando teclean en su navegador la dirección (www) en mayúscula? esta desaparece, porque no va, no existe, no es necesario… y ¿que hay de las www? existen servidores de hosting que todavía reniegan con esto, algo que tampoco es necesario, estas 3 letras solo nos dicen “dirección” , es como si en el frente de nuestras casa dijera: “la dirección postal de aquí es Pasco 1333”…

Todo cambia, todo muta y recuerden que tampoco será necesario colocar la extensión del dominio (.com, .net, como.ar, org), porque los buscadores son cada vez más inteligente y con solo comenzar a teclear el sitio que buscan en su navegador podrán entrar siguiendo las sugerencias (con Google instant).

En definitiva: el idioma es el que se usa, no el que dictan.

@jlbravin

PD: ¿de dónde carajo salio esa @ en mi nic? no me digas que existe desde el año 1536 y representa la unidad de masa llamada arroba…. y que luego en 1971 un tipo que quería separar el nombre de la persona del lugar dónde estaba encontró este viejo símbolo en una máquina de escribir “comerciale” que lo utilizaba desde el año 1884…