Diana Gameros le canta a México en su álbum Arrullo

Aunque Diana Gameros nació en Ciudad Juárez, México, se dio a conocer como música y cantante en Estados Unidos. Sus dos álbums, Eterno Retorno y Arrullo, expresan la vida del inmigrante el primero y la nostalgia por su tierra, el segundo.

“Mi primer disco está compuesto de temas que yo escribí”, dice Gameros durante una entrevista telefónica. Eterno Retorno salió en 2013 y entre otras canciones tiene una sobre la ley anti-inmigrante SB1070 aprobada en Arizona en 2010 y otra canción sobre la vida de una inmigrante que decide regresar a su tierra.

Su segundo álbum está compuesto por 13 temas clásicos del cancionero mexicano, desde “Amorcito Corazón” hasta “La Llorona”.

“Arrullo es un homenaje a mi pais al que hace rato no visito por razones de migración que ya resolví y ¡ahora si voy a visitar México!,” dice emocionada Gameros. “Voy a llevar una ofrenda con estos cantos. Es una forma de decirle a México que no le olvido, y aquí estan estas canciones que las recuerdo, las canto y las llevo en mi corazón.”

Gameros migró a EE.UU. a los 13 años. Vivió primero en Michigan y más tarde se radicó en San Francisco. Durante 15 años no pudo visitar su ciudad natal por no tener documentos de residencia. Durante ese tiempo, y como ocurre con muchos inmigrantes en su misma situación, vivió desde lejos la violencia en Ciudad Juárez, lo que también afectó a su familia.

Gameros vuelca su frustración, dolor, pero también su emoción, en su música. Por ejemplo, en el tema “Despierta” el audio de fondo recrea la vida de una reunión familiar de pueblo.

“Esa canción está dedicada a Torreoncito, un pueblito donde pasaba los veranos de mi niñez, a ocho horas de Ciudad Juárez y donde vivían mis abuelos, un pueblo pequeño, de campesinos”, dice Gameros. “Allí jugábamos, montábamos a caballo, mis abuelos tenían una parcela.. había nogales, cactus, muchas flores. Mi madre se desatendia de nosotros. También había muchos cantos, guitarras…” Estas vivencias y su entorno familiar sin duda marcan la vida de Gameros, quien toca la guitarra y el piano. Y en algunas canciones y presentaciones tiene el apoyo en la voz ¡de su mamá y de su abuela!

“Mi madre me acompaña con su voz. En otras ocasiones canté con mi abuela”, afirma la intérprete mexicana. “Ellas tienen una voz increible. Nunca cantaron profesionalmente pero yo las quise incluir porque tienen el talento natural… Y me dije, tengo que mostrarlas al mundo.”

La voz y la musicalización de Gameros son únicas. Agrega cuerdas e instrumentos de viento con una tonalidad más libre que, lejos de “suavizar” una canción, le dan una giro de originalidad que nos hace “redescubrir” un tema. No sorprende saber que estudió música clásica.

Si hay un premio a la perseverancia, Gameros se lo merece. A pesar de las dificultades, decidió dedicarse y vivir de la música.

“Me mudé a California para esto… Era lo que queria hacer, era esto o regresarme a México. No tenia nada que perder,” afima la artista juarense. “Me metí con todo, con mi talento, mis gozos, mis emociones, mis penas. Se me abrieron puertas, fue un proceso lento, pero confio en seguir creciendo”.

Para grabar su nuevo álbum, Arrullo, Gameros recibió “una ayudita de sus amigos”: una beca de “Women’s Audio Mission” (https://www.womensaudiomission.org), una organización no lucrativa que apoya a mujeres dedicadas la música y a la industria del sonido. Fue a través de esta organización que Gameros grabó su segundo disco.

Mientras realiza presentaciones en apoyo a Arrullo, que se vende solamente por intermedio de su sitio de internet (https://www.dianagameros.com), Gameros piensa en el futuro.

“Ya estoy pensando en mi tercer disco!”, dice con entusiasmo, aunque no quiere adelantar detalles.

“No me gusta encasilllarme, ¡me gustan muchos generos diferentes! Hago folklore mexicano, incorporo diferentes instrumentos, incluyendo de viento y de cuerda”, asegura Gameros. “Me gusta dejarme influenciar por distintos tipos de música. Trabajo con músicos de jazz, así que es una mezcla algo compleja”.

Y el resultado de esta mezcla es sorprendente. Diana Gameros es una grata sorpresa que esperamos nos siga impresionando con sus próximos discos!

Be the first to comment

Deja un comentario