Yoani Sanchez y las Damas de Blanco: la proxima mujer y el ultimo caudillo

Para Yoani Sánchez y las Damas de Blanco

¿Será ciertamente así: “la próxima mujer y el último caudillo”?… El hecho depende de cuánto el cubano haya asimilado la experiencia de estos años. Si la imaginación, ligada al mundo concreto, ¡al fin!, volviera a despertar, entonces el machismo, por ser algo tan sumamente obtuso, cederá el paso a una mejor valoración de la mujer; y al ocurrir esto, el “macho-caudillo” que pueda surgir no tendrá tantas posibilidades de ser otro dictador.

Cuando digo “verdadera imaginación”, quiero significar también la sensibilidad más la voluntad para avanzar hacia una mayor cultura de democracia y de civismo, lo que contribuiría a la proyección de un mejor ser humano. El cubano, cuando vuelva a tener una imaginación resplandeciente, podrá decir que muchas mujeres sacaron la cara y se portaron a una altura histórica.

Dos de los mejores ejemplos que se me ocurren ahora son Las Damas de Blanco, en representación de generaciones anteriores, y Yoani Sánchez , como emblema de la reciente generación de jóvenes contestatarios. En ambos casos, estas cubanas, estas dos diferentes generaciones, han superado el miedo (el miedo que yo también sentí cuando estaba en la Isla) y no sólo han reclamado y defendido la libertad de sus esposos encarcelados, como las Damas de Blanco, sino que, en el caso de Yoani, su esposo y muchos blogueros jóvenes, éstos han sabido manifestarse con la inteligencia de la palabra escrita en Internet y la habilidad y audacia de la palabra hablada ante entrevistas, foros y actos públicos. Lo han hecho con una palabra abierta y con su pecho de frente a los represores; y lo han hecho, al igual que las Damas… en representación de la dignidad nacional.

En el caso específico de Yoani Sánchez, su actuación —conocida ya por el mundo entero— ha desconcertado tanto al régimen que en estos momentos (en que escribo estas líneas) no han podido hacer otra cosa que declararse como verdaderamente lo que son: totalitarios, autócratas, dictadores. Le han negado su reconocimiento internacional, no la han dejado salir a recoger los varios premios que se ha ganado fuera de Cuba, y la negación ha sido de una manera descarada ante la palestra internacional, demostrando que ya no les interesa la opinión del mundo.

Pero además, se han desconcertado tanto con ella, repito, y con los demás jóvenes iconoclastas actuales, que no les importa que el público local y el mundo mismo se entere de que la atacan físicamente (5 de noviembre de 2009): la golpean, la intentan secuestrar, la pretenden amedrentar con golpes y amenazas, y les dicen a los peatones de la vía pública, que no se metan, que éstos son unos “contrarrevolucionarios” (Ver: “Golpiza a Yoani Sánchez en La Habana”, en Contacto Magazine, 7 de noviembre de 2009, edición on line, en: http://www.contactomagazine.com/articulos/yoanisanchez1109.htm). Ah, pero es inevitable, no pueden impedir que ya Yoani se haya universalizado, que se haya convertido en el signo, el símbolo y el ícono que ellos mismos (el caudillo y su hermano, nuevo administrador de la represión, junto con los demás miembros de su secta de “históricos”) han creado. Sí, el caudillo ha engendrado a la próxima mujer, su propio bumerán.  ¡Es curioso que al macho-caudillo lo destruya una mujer!

Por otra parte, y contrariamente a la verdadera proyección que se esperaba para la mujer, haciendo un poco de brevísima historia de lo doméstico, el gobierno creó desde los inicios una imagen convencionalista de “liberación social”, al manipular la imagen femenina concediéndole un supuesto lugar a la par del hombre en la lucha por desarrollar la Revolución: la mujer miliciana, la mujer soldado, la mujer campesina, la mujer proletaria, la mujer funcionaria y dirigente, la mujer integrada en todas las tareas que le propone la Revolución, etc. ¡Pues, nada! ¡Ni por asomo se lo crean! Esto no ha sido más que propaganda y entretenimiento (o lo que pudiera llamarse asimismo engaño y estafa).

A la mujer se le duplicó el papel que venía desempeñando de siempre en la sociedad cubana. Además de ser la “sirvienta de la casa” (“la compañera de la casa”) se le añadió el rol de la defensa de las “conquistas revolucionarias”. La mujer se transformó así en un relleno social. Pasó a componer batallones de milicia y después a cocinar, fregar platos y lavar la ropa en la casa.

Nunca hubo programas que instruyeran cívicamente al hombre y la mujer para compartir los deberes y obligaciones del hogar (cosa que hubiera sido quizás una ridiculez, pero también siquiera habría demostrado una mejor intención). La mujer pasó a ser doblemente explotada; explotada por el machismo del hombre, como pareja y como familia, dedicada a trabajar para los demás en la casa; y explotada por el machismo del Estado revolucionario(30).

Lo último que menciona la cita es algo verdaderamente deprimente, anotaríamos también: “tétrico”, el hecho de ser los corderos que tienen que ir al sacrificio “felices y orgullosos de su destino”.  Qué lamentable ver que aún, a más de cincuenta años de aquello que empezó como una esperanza para todos, y que para la mujer supuso una “cierta liberación social”, se pueda constatar que de criada, servidora y, en el “mejor” de los casos, muñeca de la casa, se convirtió en la “compañera” de la limpieza, la compañera de la cocina, la compañera de la cama, la tovarich housekeeper o la tovarich housewife y soldado raso y miliciana del Estado.

El portazo que dio Emma, en la versión cubana de Casa de muñecas, de Ibsen, no fue para su liberación, no, sino porque tenía que ir obligada a hacer la guardia del Comité de Defensa en la cuadra de su barrio, en medio de una noche lluviosa, muy oscura y tormentosa (31).

“La ovación entusiasta” y el “rito del culto al varón benévolo”, se constata en esta nueva cita. En ese momento el caudillo alza la olla como trofeo y estandarte de su Revolución y siente la fuerza de la posesión, el poder que le da el reconocimiento femenino ante el país y el mundo. Es un triunfo total para él no el hecho de que a los 46 años de estar gobernando pueda ofrecerles una olla de arroz y otra olla de presión a las mujeres cubanas, no, sino que el triunfo es el que ellas las acepten (no sólo la olla, sino principalmente la presión del dictador), que aplaudan y demuestren estar felices por ese gesto tan patriarcal y dejarse ver así tan hijas de… cubana “machista” como demostraron ser. Para hacer honor a la verdad aquí la mujer sí se igualó al hombre revolucionario, al “hombre nuevo”, porque se fundió con su función de masa, palmeó su sumisión y con la doble moral, hecha ya multitud, sintió el éxtasis del zombi.

Pero afortunadamente, ya se han creado ejemplos para una mujer otra, distinta, y que aunque parezca un poco kitsch (bueno, de mal gusto para los “revolucionarios”), es una verdad contrastante, y es la imagen que han logrado, principalmente proyectada hacia el mundo, Las Damas de Blanco. Ese grupo de mujeres que abogan y exigen la libertad de sus maridos, disidentes y periodistas presos (sólo por tener ideas diferentes); esas mujeres piden libertad y proponen la esperanza, y con ello se juegan su propio destino.

En otro sentido generacional (como ya dije al principio de este capítulo), en estos últimos tiempos, Yoani Sánchez es una joven que se ha convertido en la mejor representación de la juventud cubana. La bloguer de Generación Y. Esta bloguer, después de ganar el Premio de Periodismo Digital Ortega y Gasset de España, que entrega el periódico El País, y de ser seleccionada entre las cien personas más populares del mundo por la revista Time y de haber ganado también el prestigioso premio de periodismo María Moors Cabot, de la Universidad de Columbia en Nueva York, ha demostrado que en la Cuba de Raúl, el hermanito de Fidel Castro, nada ha cambiado.

No la dejaron salir para recoger ningún galardón. Le dijeron simplemente que aún existían los requisitos de permisos para cualquier persona que quisiera viajar al extranjero, aun cuando entre los cambios de R se encontraba el de quitar los trámites de control para salir del país, y aun cuando un breve tiempo atrás el Gobierno firmó con la ONU el protocolo de respetar los derechos humanos. Y a mi modo de ver, una de las cosas interesantes que está sucediendo con Yoani es la superación del miedo por una inteligente valentía a todo costo; hay que reconocer, con admiración, que ha superado ese fatídico miedo que siempre nos ha carcomido (32).

Pienso que el fragmento de la cita son palabras justas de Yoani. Si cada quien reconociera que con el talento puede lograr una mejor dimensión de resistencia, y de alguna forma pone ese talento en marcha pacíficamente, algo sí iba a pasar. No vamos a decir que fuera una “resistencia pasiva”, sino una “resistencia pacífica” (que es otra cosa porque no es oculta y de hecho se hace más activa que la anterior), porque se trata de poner lo que sabe hacer cada uno en función de buscar la libertad; tan siquiera la libertad interior como Yoani.

Este tipo de mujer es la “próxima” (y no quiero decir ni proponer que será la “mujer nueva” ni ninguna paparruchada de las que hemos tenido que soportar durante años y años), me refiero a la que vendrá algún día y marcará la pauta de cómo en verdad el hombre y la mujer tienen una responsabilidad ética, política y económica compartida ante sí mismos y la sociedad.

La mujer es un ser que, por naturaleza propia, ha venido a este mundo a mejorar la humanidad. La mujer es la creación por excelencia; la que reproduce la vida y educa, cuida y forma al nuevo ser. Una sociedad, con una mujer preparada en la ética de la libertad, es difícil que en un futuro se desmorone porque las generaciones serán diferentes; y es más, una mujer repleta de dignidad propone indiscutiblemente un mejor hombre, más sensible, más abierto, más transparente, más cargado de responsabilidad y respeto consecuentes con la vida. Esto no es una “mujer nueva”, sino una mujer que existe ya y la que debe ser y acabar de salir a la palestra pública.

Este tipo de mujer —como las Damas de Blanco y como Yoani Sánchez— es la que puede desestabilizar a cualquier caudillo; desarticularle su campo de acción, para llevarlo a ser el caudillo de nada. Bueno, me refiero a la mujer que ya está pero que se verá como la “próxima”, la que, primero, por naturaleza de ética propia, y luego por experiencia y dignidad de vida, estará en contra de cualquier caudillo.

Nuestro caudillo no surgió de la nada, sino que nos viene desde los tiempos de la conquista, la colonia y la independencia, ya lo dijo Luis Aguilar León; ese carácter totalitario de aquel español errante, que vino a asentar su plaza en la América del Sur y el Caribe, y de aquellos criollos que siguieron la herencia. Así, FC, nuestro caudillazo actual (porque existieron otros, aunque de menor calado), es más que un clásico caudillo, aquel que se conformaba con el territorio ganado. ¡Ah!, pero sucede que FC no; FC aspira (bueno, aspiraba) a la grandeza, a la totalidad del mundo. Lo que ocurre, para pura contrariedad de él mismo, es que ha tenido un error en la manera de ser que nunca lo habría dejado llegar a la conquista de vastas regiones, y es que además de la contraproducente psicología de ordeno y mando y de su ego desmesurado, su mente padece de un desfase craso, puesto que no ha tenido nada que ver con la modernidad (y cuando digo modernidad no me estoy refiriendo al sentido de civilización actual, sino al al concepto de “libertad”; estoy suponiendo la posibilidad de permitir algunos espacios libres desde la perspectiva económica y social, incluso para un paternalista autoritario como pudo ser él y no fue porque en realidad no tiene nada que ver con lo paterno), debido a que ha tenido una mente medieval, guerrera, totalitaria y confrontativa, pero más que todo medieval por ese sentido cerrado de ver el mundo que le ha hecho creerse el dueño de los destinos de las personas bajo su fuero (para no decir: bajo su bota); incluso, me atrevería a comentar que va más allá del temperamento duro de un Franco, creo que anda entre los espacios ambivalentes del Duce y del Fuhrer.

Otra cosa, y lo más importante, es que pienso que FC fue el verdadero “último caudillo” en Cuba y en Latinoamérica. Después de él no creo que venga nadie más; a nadie cuerdo se le ocurrirá pensar en Hugo Chávez, Daniel Ortega, Rafael Correa o Evo Morales como caudillos. El caso de FC es bastante sui géneris, por la habilidad para mantenerse en el poder. En realidad, lo ha rebasado todo, ha ido desde lo ridículo a lo sublime, desde la crasa estupidez a la genialidad del juego estratégico en la guerra y la diplomacia; incluso ha llegado a manipular políticamente su propia muerte. Y no descarto la idea de que haya querido (o esté queriendo) dirigir su mausoleo en el Cacahual. Pienso que un ego como el de él no dejaría pasar la oportunidad de imponer el propio diseño grandioso para después de la muerte, una tumba-monumento al estilo de los más grandes faraones que pudo dar la civilización egipcia.

Pero como todas las cosas de este mundo, ya vistas tras el desmoronamiento de la Unión Soviética, de ese mausoleo si se construye, algún día no quedarán ni las ruinas, porque después que sea destruido a mazazos, el único honor que les quedará a los fragmentos de piedra de su cripta será el de ser vendidos o subastados en eBay, o en cualquier otra tienda o sistema de venta conocido… En fin, ha sido “mucho [demasiado, añadiría] para un solo corazón”, según un dicho popular cubano… Supongo, quiero pensar que será así, que en Cuba ya no podrán realizarse más caudillos, porque la gente se hartó, está hasta el copete, como diría un español; y las nuevas generaciones recibirían, de alguna manera, esa memoria colectiva; al menos, es de creer que tres o cuatro generaciones venideras, de manera radical, no aceptarán el carisma de alguien que quiera hacerse el “líder”; mucho menos, el que por las armas nuevamente intente hacerse del poder. Si todo esto que digo ahora no llegara a suceder así, entonces Cuba estaría perdida irremisiblemente.

Considero que la Isla, cuando se extinga esta generación que está en el poder y venga ¡al fin! un nuevo tiempo, ese nuevo tiempo implique también la última oportunidad para que el cubano empiece definitivamente a tomar la cultura de una democracia, de una sociedad libre, que vaya aprendiendo el arte de la diversidad en la unidad; una sociedad que permita los espacios más nobles y justos para el ser humano. Para ello servirá no sólo el no querer volver a sentir el sufrimiento que se ha padecido dentro y fuera de la Isla, sino además la experiencia de lo que han sido años y años de un país totalitario; y lo igualmente importante, el conocimiento universal que miles y miles de cubanos han obtenido de las diferentes odiseas como exiliados, emigrantes que por fuerza han aprendido lo mejor que se han encontrado en el mundo. De esto último puede venir un mayor y más progresista sentido universal para una mejor y enriquecida convivencia social.

El cubano sabe entonces cómo se vive en los países más desarrollados, y cuáles son en realidad las leyes y métodos de valores generales que podrán acoplar con nuestra idiosincrasia histórica y nuestra nueva manera de ver el mundo… Pero esto será para las próximas generaciones, en las que volverán a surgir mujeres como las Damas de Blanco y como Yoani Sánchez con su estela de jóvenes contestatarios —por naturaleza y derecho propios— podrían tener un papel muy significativo a la hora de articular y componer la sociedad futura.

Quizás al leérseme se pueda creer que estoy pensando a la usanza de los viejos conceptos de utopía; pero yo mismo me respondo que no es así porque ya he definido mi concepto de utopía. La mujer, en una sociedad que se precie de avanzada o que aspire a tener un alto respeto por la dignidad humana, no es otra cosa que el extremo armónico de su género opuesto, con los mismos y exactos derechos, y siempre con la comprensión de la diferencia con el hombre, por el carácter de receptáculo y reproductora de la vida y por la delicadeza femenina como sentido de belleza natural y espiritual. Y si se lograra un acercamiento a esta idea de la compenetración armónica entre el hombre y la mujer, tendremos la posibilidad para que cada vez más se rectifiquen errores, para que se reconozcan las contradicciones, para que siempre exista un escalón más al cual subir. Esta es la utopía a la que contribuiría la próxima mujer: la búsqueda dialéctica del progreso constante; el asociarse con el hombre en el reconocimiento de lo imperfecto que somos.

Si este fuera el rumbo que tomara la sociedad cubana —con la presencia de otras Damas de Blanco y otras Yoani Sánchez— en un futuro mediato, diría que será muy difícil que regrese un nuevo caudillo, aun cuando no descuento que ello también impone una lucha en contra de poder extirpar ese deseo de convertir en lacra al diablito-caudillito que siempre se esconde en la naturaleza del hombre, a lo cual el cubano por historia de su misma naturaleza ha estado expuesto siempre, pero que ya debido a esta ultrajante experiencia, probablemente, esté revistiéndolo con la posibilidad de la democracia. Sencillamente, si la memoria colectiva y después histórica del cubano no falla —y se crean incluso los recursos institucionales para recordárselo: museos, libros, textos educacionales y arte en general— en consecuencia podrá decirse con propiedad que Fidel Castro (en el que también se cuenta su prole) ha sido el último caudillo.

El presente texto es un capítulo de su libro inédito 1959. Cuba: el ser diverso y la isla imaginada, que trata sobre la identidad del cubano y el espejismo de una revolución por más de cincuenta años

NOTAS:

30 Hay una ponencia muy ilustrativa de T. Avellaneda: “La igualdad de la mujer en Cuba: entre el mito y la realidad de un paradigma”, en Cuba Nuestra Digital [buscar por Google, o poner el link: http://www.cubanuestra.nu/web/article.asp?artID=2633], que define la situación de la mujer cubana, en todos los tiempos y en específico en estos años de Revolución:

A más de cuatro décadas del inicio de un proceso “emancipador”, la mujer cubana sólo ha logrado multiplicar su condición de esclava doméstica al erigirse en sujeto social activo desde el punto de vista laboral: a las tradicionales obligaciones del hogar y de atención a la familia (que siguen siendo fundamentalmente suyas) se han sumado las obligaciones laborales y las ideológicas (reuniones después del horario de trabajo, guardias, trabajos voluntarios, misiones internacionalistas, etc.). El discurso oficial nos enaltece: somos las “Marianas”, las compañeras de los héroes, las siempre dispuestas al sacrificio, “ayer en la manigua mambisa, hoy en la Batalla de Ideas”. Las mujeres no elegimos nuestro papel: este está predeterminado desde el poder patriarcal; somos, como en todos los siglos anteriores, los corderos del sacrificio que —además— debemos estar felices y orgullosas de nuestro destino.

31 Cito un nuevo párrafo del mismo trabajo referido, y lo comento a modo de énfasis:

No faltan los premios a la obediencia femenina, tal como quedó demostrado con la simbólica (y vergonzosa) entrega de ollas arroceras durante el acto celebrado con motivo del Día Internacional de la Mujer, el pasado 8 de marzo [2005]. El mensaje fue tan directo que transparenta una torpeza pocas veces manifiesta en la historia de los movimientos de liberación femeninos: he aquí que un connotado patriarca obsequia generosamente a las mujeres de la nación ollas arroceras y ollas de presión (la cocina es asunto de ellas) en acto solemne por el día en que se homenajea a todas en memoria de la célebre luchadora Clara Zetkin. Lo más deprimente no fue el hecho en sí, sino la ovación entusiasta de todas las presentes que, ese día, olvidaron que debían cocinar y permanecieron hasta altas horas de la noche en el rito del culto al varón benévolo.

32 Buscar por Google: Laura García Freyre: “En Cuba no puedes mantenerte al margen de la política. Generación Y, la fuerza de lo pequeño”, entrevista a Yoani Sánchez, en Encuentro en la Red: http://www.cubaencuentro.com/es/entrevistas/destacado-portada/en-cuba-no-puedes-mantenerte-al-margen-de-la política-81324/(page)/3:

Ya pasé la etapa del miedo. Miedo uno siempre tiene, porque siempre hay algo que perder. Ya no puedo perder mi trabajo, porque no lo tengo; no puedo perder el permiso a salir de Cuba, porque no quiero salir de Cuba. No quiero un televisor, ni un mejor empleo. Ya he renunciado a todo eso. Lo que me queda es mi libertad, y miedo a perderla, uno siempre tiene. Normalmente, logro controlar el miedo. Eso lo controlo bien, diciéndome a mí misma que hay mucha gente que está haciendo cosas quizás interesantes, más frontales. Hay gente que está haciendo cosas mucho más osadas, como partidos de oposición. Y la marcha que hicieron en diciembre por los derechos humanos.

Pienso que cada uno debe hacer lo que le corresponde en su campo de acción.

Soy filóloga, una persona de los medios, conozco la informática y este es mi campo de acción. Si cada cubano hiciera algo en su campo de acción, empujaríamos el muro. Lo que pasa es que hay algunos que no se han dado cuenta de que pueden hacer algo.

14 Comments

  1. Yo creo que CUba es una dictadura y comprendo la frustracion de muchos de mis compatriotas que es la mia. Se lo dificil que es ganarse la atencion y el respeto de los demas hermanos latinoamericanos, muchos de los cuales siguen creyendo en la utopia de los gobernantes de la isla y de sus “conquistas sociales” EL punto del embargo es diferente. Si ayudaria o no a los cubanos de a pie, es tema de apasionamiento y discusion. Para que el embargo? No tienen los del pueblo suficiente con el embargo de su gobierno? En realidad yo no pienso que elminando el embargo CUba va a cambiar per se. Creo que seria eliminar excusas y en ese campo regularizar lo que es normal en el mundo actual. COmo el presidente nuestro, pienso que la libertdad del cubano debe nacer de adentro y por que no de nostros los que vivimos y queremos a nuestro pais desde afuera. Marti vivio esa experiencia. Por eso yo creo que lo mas importante es hacer conocer la verdad. Concientizar los sonadores de que alla no hay libertad sino represion. Asi se alcanzara un pasito mas hacia el cambio. No uso la puntuacion espanola ni los acentos porque creo que debia cambiar. Saludos. JUlio Benitez

  2. Por más de cinquenta año nuestra isla ha estado sometida a la
    más bárbara y opresiva dictadura. Pero esto no es lo que ve
    la prensa internacional, ni la izquierda (en particular la
    latinomericana, con su visión miope de la realidad cubana)
    ni todos esos representantes de gobiernos que van y
    visitan la isla e ignoran por completo la tragedia del cubano.
    Hoy por hoy hay muchos hombres y mujeres presos en
    la isla por el simple hecho de querer expresar sus ideas,
    de desear un mundo mejor. Beatriz Roque, Vladimiro Roca y
    otros acaban de terminar una huelga de hambre. Beatriz,
    una mujer enferma ha estado durante años batallando al
    régimen.
    Es triste lo que sucede con el cubano porque hay muchos que
    se han vuelto cínicos, y no esperan cambios. Es más fácil
    echarle la culpa al status quo. Pero los cambios suceden
    paulatinamente. Y mi opinión es que levantar el embargo no
    va solucionar la problemática de las libertades en Cuba.
    Millones de turistas canadienses y europeos visitan a la
    isla cada año, ¿ha eso cambiado el régimen?
    El verdadero cambio tiene que venir de adentro. Y me parece
    que eso ya está sucediendo.

  3. Uno no puede menos que sentir admiración por Yoani y las Damas
    de Blanco, y Beatriz Roque, y tantas otras mujeres que en esa isla
    ha demostrado tener más cojones que muchos hombres. Porque de
    verdad hay que tener valor para hacerle frente a una dictudura que
    lleva tanto tiempo en el poder, que ha perfecionado las técnicas de
    la represión, que ha convertido la isla en un estado Orweliano donde
    el gobierno te quiere adivinar el pensamiento y te mete preso antes que
    puedas convertirte en delinquente. El que no es cubano jamás podrá
    entender lo que sucede dentro de la isla. Esa ha sido una de las falacias
    de ese gobierno; aparentar lo que no es. Pero los tiempos están cambiando.
    Y son precisamente las mujeres cubanas las que están ganando la batalla.
    Porque no hay ideología ni eufemismos para una mujer que tiene a su marido, hijo o familiar cercano cumpliendo interminables condenas, simplemente por querer expresar lo que siente. Como Mariana Grajales, hoy la mujer cubana está despertando, rompiendo
    sus cadenas.

  4. Manuel. Me gusta tu analisis aún cuando no coincida en todo. ¡Eso es lo bello de este país! Aquí, gracias a dios yo volví a nacer. SI pudiera me gustaría hacerte llegar mi novela o encontrarme contigo como dices . Yo respeto a Estados Unidos. Yo quiero a la gran nación del Norte a la que a veces catalogo como el país de dios y el diablo bajo el sol porque es tan grande que en ella cabe todo. Yo no niego todo lo que indicas con respecto a Cuba ni creo que hay un solo culpable. Es más, recuerda que dije que yo respeto a quienes piensan diferente porque no vivimos en una dictadura. Aquí pude reconocer por qué es válido vivir en democracia. Aquí puedo comprender mejor la labor del disidente casi solitario, de la mujer rebelde como Yoanis y también de los muchos que prefirieron quedarse viviendo el sentido de la rebeldía interior al rechazar al gobierno y no aceptar el sistema. Me gustaría leer ese capítulo sobre el cubano. Yo creo que nuestro país, decimado, destruído por los Castro ha dado muchos hombres y mujeres grandes. Para nosotros, no se hizo el odio. Lo inspiró el caudillo eterno. A nosotros nos gusta discutir, vociferar, bailar y amar. Algún día, pasados los ajustes de cuenta, volveremos a ser la llave del nuevo mundo. Julio Benítez P. D Quiza Gabriel te pueda pasar mi email para asi intercambiar ideas y tal vez encontrarnos.

  5. Muy estimado amigo:
    Hace ya varios dias recibi su carta en la que me invitaba a visitar Hispanicla/Palabra Abierta, donde encontre su articulo sobre Yoani Sanchez y Las damas de Blanco, que entiendo forma parte de su libro.
    !Que articulo!, amigo, es tan sabio y rotundo, que no puede leerse solo una vez; no, hay que leer y releer, porque cada parrafo, encierra una verdad en la que debemos reparar. No hay frases perdidas, todas estan encaminadas a llamarnos la atencion sobre lo que ha sido, es y sera nuestra desventurada Patria, haciendo enfasis en las repercusiones de la conquista y colonizacion, asi como en la formacion de una sociedad machista, que nego a la mujer cubana, la importancia que merecia. Quizas, como usted dice, algun dia, la imaginacion del cubano recobre su viveza y se reconozca el papel de la mujer cubana en nuestra historia. Desde la valiente y abnegada esposa del Mambi, en el pasado histo- rico, hasta Las Damas de Blanco y la increible y valiente Yoani Sanchez, en nuestro ago-nico presente.
    Su analisis nos muestra como la mujer cubana vivio a la sombra del padre primero, del esposo despues. He oido hablar de aquella epoca, en que no se le permitia adquirir una verdadera educacion superior. No tenian, tampoco, derecho al voto. En fin, cons-tituiamos una clase inferior. Llego Fidel y nada cambio, al contrario, sus deberes aumen-taron. A la casa se sumaron: el cuartel, el espionaje, el campo y todos sus inventos. Nunca se vio la mujer cubana en peor situacion, pues el hambre de sus hijos ha llevado a muchas a prostituirse.
    Yo creo en Dios, y tengo fe en que, un dia no lejano, seamos reivindicadas. Mientras tanto, solo nos queda orar por las que, como Yoani y las Damas de Blanco, levantan sin miedo y con dignidad su voz por que se restablezcan, en Cuba, la libertad y los derechos humanos.
    Le felicito por tan sentido y hermoso trabajo a favor de la libertad y de los derechos de la mujer. Y me animo a enviarle un poema, que escribi y en el que expreso lo que considero nuestra esencia.
    Con un cordial saludo. Herminia D. Ibaceta

    !SALVE!
    ( Autor: Herminia D. Ibaceta)

    !Salve,Salve Mujer!…
    esencia pura en encarnada rosa,
    manzana del amor,
    Eva eterna del tiempo vencedora.
    Entrana universal donde se gestan
    el germen de la vida,
    el parto de la aurora.

    !Salve, Salve Mujer…!
    telurico regazo
    que abraza por igual
    los ecos de las risas y los llantos.
    En tus cauces vitales bebe el hombre,
    que asido de tu mano,
    recorre los caminos persiguiendo
    las huellas de tus pasos.

    !Salve, Salve Mujer…!
    inconmovible roca,
    nimbo de luz para cenir las palmas,
    cerco de amor para apartar las sombras;
    sempiterna cancion
    que en maternales notas,
    arrulla al Orbe en el mas puro y terso
    de todos los idiomas.

    !Salve, Salve Mujer!
    nudo de amor, que entre sus hebras teje
    las alas del milagro.
    Si el mundo entre sus giros se perdiera,
    Solo Tu, Mujer, podras salvarlo.

  6. Gracias, Julio. Estimo mucho tus palabras porque se que son sentidas y sinceras. Tus palabras me vuelven a inspirar en el tema de Cuba. Tus palabras las encuentro como un aliciente, como ese dedo que ha tocado un resorte, y todo se me vira al reves y me viene la esperanza de nuevo. En efecto, tus palabras me animan al intercambio de criterios, sanos, justos, diversos y armonicos. Y mas porque se tambien que tu has sido un cubano, entre muchos, que ha padecido ese regimen, y sabes lo dificil que es hacerle ver al mundo de que esos gobernantes; o peor, en el mas cabal sentido de la palabra: de que esos dictadores (y sin querer ser vulgar, pero buscandole al concepto su significado mas exacto: cuatreros que se han robado nuestro pais desde hace un poco mas de cincuenta anos) ya no tienen argumentos que se sostengan con nada para seguir comentiendo atrocidades. A nombre de que pueblo pueden hacerlo si han intentado destruir la esencia del cubano.
    Y porque siento que me has dado el pie, amigo Julio, como decimos nosotros, has tocado la tecla, entonces me atrevo a hablarte en relacion con tu trabajo anterior sobre el embargo de Estados Unidos a Cuba, ideas que desarrollaste muy bien y que respeto mucho, porque reflejan incluso tanto de como yo mismo pensaba hace anos atras, de que el embargo no funcionaba porque le hacia juego al regimen. Pero hoy en dia opino que ya no es tan facil mantener ese criterio (las cosas cambian, las ideas cambian, las situaciones y las estrategias politicas cambian, eso lo sabemos por simple dialectica), porque si bien es cierto que fue un craso error de Estados Unidos, tambien es cierto que el embargo no le ha hecho absolutamente nada a Cuba, y cuando digo a Cuba, digo al pueblo, porque el gobierno ha podido comerciar durante estos anos con todos los demas paises que le vendian y lo ayudaban y lo ayudan aun, pero ellos no pagan, nunca pagaron como tenian que hacerlo, por eso el credito se le ha ido cerrando, pero tan poco el clan de los Castro ha cedido en nada, porque cuando estaban de la mano de la Union Sovietica malgastaban el dinero en dolares que le facilitaba esta otra enorme y ancestral dictadura, mas de seis mil millones de dolares al ano, y el pueblo seguia igual. Porque a ese gobierno de los Castro nunca le intereso el pais en vidas humanas, sino su poder, su arrogancia, su ego, sus guerrillas, su afan de conquistar otros paises, porque si es cierto -aunque alguien pueda decir que eso es ya algo refrito, pero a pesar de todo sigue siendo una verdad, la primera verdad- de que el gran y verdadero bloqueo (y aqui si ya no cabe el termino de embargo) es el que el gobierno mismo, desde que impuso la cartilla de racionamiento y empezo a fusilar gente a diestra y siniestra, le aplico y le aplica al pueblo: un bloqueo mas danino, mas cruel, mas desastroso, que este que Estados Unidos les ha puesto en bandeja de plata. Y el bloqueo del gobierno al pueblo, en primer lugar, es el control ferreo que tienen de todo, la falta de libertad, para moverse, para hablar, para consumir, para vivir como un ser humano que quiere y debe progresar. Y esto, por supuesto, es un intercambio de criterios, porque tu lo sabes, lo sufriste y se que lo compartes conmigo, y ademas porque estoy aprovechando mi agradecimiento a tus justas palabras sobre mi trabajo, para comentar tambien algo que las demas personas que no son cubanas no saben, o saben mal, o muy poco, o no les interesa saber. Yo si creo, mi amigo, que el embargo fue un tremendo error -lo repito-, y que los Estados Unidos han cometido muchos errores, y hasta inhumanos (que este pais aun tiene muchos problemas que arreglar), en su politica exterior, y con Cuba, incluso, han jugado a veces un doble papel, o en palabras mas precisas: un papel hipocrita, porque mantienen el embargo y por debajo han estado comerciando en una serie de rubros, mientras Cuba ha pocido pagarles en efectivo, cash, demostrando siempre que lo unico que les ha interesado (a USA, claro) es que no haya otro despelote de balseros para Florida, y ademas el dinero por delante. No obstante, hay que reconocer que este pais (y digo este pais, y no sus gobiernos ni partidos, porque me refiero a la Nacion, a los principios democraticos y libertarios que quizas realmente tuvieron los fundadores de este pais) nos acogio de una manera u otra -gracias a esos principios- y nos ha ayudado; lo que por esto no tiene por que ser santo, impoluto, un pais sacro ni mucho menos perfecto. Pero volviendo atras, lo que si creo que viene a ser imprescindible es ver que lo mas urgente de resolver es el embargo del gobierno al pueblo, como ya dije, el que ese gobierno ceda terreno (hace casi un ano que han tenido la oportunidad de la vida con el gobierno de Obama y no han respondido en nada), en cuanto a permitir la democracia verdadera: libertad de todo tipo, de que acaben de soltar a todos los presos politicos, de que se termine el apatheid que el gobierno le ha impuesto a los cubanos, que hay mucho sufrimiento, dolor y muertes en este tiempo de los cincuenta anos y mas. Pero no, ellos no lo van a hacer, nunca lo van a hacer, porque se robaron a Cuba y creen que Cuba es suya, un predio, una finca, y that’s it. Amigo Julio, la gente debe saber esto; deben conocer que si hoy en dia los americanos ceden ante Castro y le suspenden el embargo, este seria el mayor triunfo que podria llevarse a su tumba el dictador, y el pueblo va a seguir igual. Recuerda la novela de George Orwell: 1984, se van a buscar otro enemigo, o le van a buscar al mismo Estados Unidos (tan vulnerable) otro pretexto, para decir que son los culpables del acoso. Y en mi criterio personal los cubanos, realmente, no estan sufriendo por el embargo de USA a Cuba, no, estan sufriendo por esta parte del bloqueo del gobierno a ellos, y que es este ejemplo de lo que le hicieron a Yoani Sanchez y le han hecho a las Damas de Blanco, y los fusilamientos, y por el hambre debido a que el gobierno ha sido improductivo, ha destrozado las cosechas, el ganado, nunca ha explotado ni le ha intersado explotar la fertidliad de la isla, etc. La gente debe saber que el problema es complejo, no es en blanco y negro. La culpa no es de uno solo (ni incluso del dictador solo), es de varios. De Estados Unidos, de la Union Europea, de Espana, principalmente, De Canada, de muchos paises que por llevarle la contraria a USA, se han prestado a hacerle el juego a ese regimen, y tambien es de nosotros, no quiero decir tu caso, pero yo al menos me cuento entre los que tuvimos miedo, los que no quisimos ser martir ni heroe y decidimos irnos en la primera oportunidad para vivir una vida de ser humano. Por eso admiro tanto a Yoani y a las Damas de Blanco, y a los disidentes todos, y principalmente a los presos politicos. Pero ten la completa seguridad de que hay muchisimas cosas que analizar aqui, como es el problema antropologico, etnologico, economico, social y politico que ha tenido el cubano en su historia. Tambien hay que considerar la reconciliacion. Yo soy un partidario ferviente de la reconciliacion. Pero no se puede olvidar la justicia. Tiene que haber justicia. El amor no es tal sino implica la justicia, una verdadera y justa justicia (valga la redundancia). Quizas mas adelante, yo publique en HispanicLA algun que otro capitulo mas de mi libro inedito sobre la identidad del cubano, ese libro que he titulado: 1959. Cuba: el ser diverso y la Isla imaginada. Quizas, amigo, en algun momento, pueda encontrarme contigo y darte un abrazo fuerte, de hermano, y felicitarte en persona por lo bien que escribes. Al menos, ahora a traves del ciberespacio te doy mi mano y te agradezco una vez mas el hermoso gesto de tus palabras, que como ves me han inspirado para hablar de cosas complejas. Siempre, tu amigo,

  7. A ellas, las que luchan con la verdad y el amor para

    Damas de Blanco
    La ciudad alborotada se revuelve.
    Poderíos vertiginosos apuestan
    a la caza de palomas extraviadas.
    Sor Juana emergiendo de sus versos
    Alfonsina buscando el mar
    la plaza y sus Madres de mayo
    inspiran canciones de soñadores utópicos
    Un secuestro abarrota titulares
    Francia se desespera
    y se nominan loas al rescate imposible.
    Mutis cómplice
    explaya el olvido.
    Los cazadores de ensueño
    ignoran las calles empedradas
    que disfrutan las caricias
    de madres y esposas compartiendo lágrimas
    de hijas sin padre.
    Blanco recorre las avenidas
    de columnas adornadas
    con flores ausentes
    encerradas en secuestro perpetuo.
    Julio Benitez

  8. Hola Manuel. Me parece muy serio el análisis. No sólo serio sino que verdaderamente se mete a fondo en la problemáticas de nuestro país. Es cierto que el caudillismo encabezado por el comandante como culminación de las desgracias históricas de Cuba ha sido mal y sorprende la claridad y sentido de la libertad sin miedo de Yoanis y las damas de blanco. Esas son heroínas que nos recuerdan lo mejor de nuestra mujeres. Y lo mejor es que no lo hacen con la guerra en mente sino con el combate de las ideas y la moral. Excelente. No tengo otras palabras para definir tu trabajo. Julio Benítez

  9. Gracias Gladys. Acabo de ver un video en el que a esa muchacha la golpiza que le dieron los agentes de la Seguridad del Estado la han dejado en muletas. No puedo entender como es posible que el mundo no reaccione ante estas cosas que aun siguen pasando en Cuba. No obstante, Yoani me anima, me da esperanzas de que en la isla los jovenes estan despertando y esto, de alguna manera, es el futuro; aunque es cierto que todavia es un futuro no muy cercano, porque esa prole (de proletario, no de linaje), que tiene el poder no lo va a soltar hasta que su generacion no quede extinguida de una vez y para siempre. Desafortunadamente es asi, la incertidumbre seguira reinando hasta que vengan nuevas generaciones, y entonces habria que empezar de nuevo. Al menos la valentia de las Damas de Blanco, de Yoani, de los jovenes blogueros, rockeros, artistas, de los disidentes, en general, y principalmente de los presos politicos, estan haciendo la verdadera y justa historia que el mundo tendra que conocer alguna vez, aun por encima de los Zapatero, Moratino y de todos los que apoyan a ese sistema de vejestorios. Gracias de nuevo por tus acertadas afirmaciones.

  10. Hola Gayol, excelente artículo. Creo que Yoani es uno de esos seres excepcionales que uno puede encontrar a lo largo de la historia, destacando sobre el fondo de conductas similares con una proyección única. Aún en el caso de que esta excepción lo siga siendo en el futuro, ella representa en efecto todo lo que dices. Parafraseando a José Martí, cuando hay muchas mujeres sin decoro, hay mujeres que llevan en sí el decoro de muchas otras. Pero no sólo se trata de sexos; esta clase de decoro sobrepasa la diferencia sexual porque a partir de ella, acentúa las posibilidades que cada individuo tiene a su alcance para testimoniar el valor del decoro.

  11. Hace 20 anos de la caida del Muro de Berlin y hace casi 51 anos que mi isla sigue amurallada. Pero que cosas tiene este mundo! Que raro capricho el de la idiotez! Como persiste! Gracias Fabiana, me das animo, en verdad. Un abrazo, Manuel

  12. hoy, precisamente, el 9 de noviembre, veinte años después de la destrucción del muro de Berlín, es un día de esperanza también para Cuba. Seguiré leyendo todo lo que escribas.

  13. Gracias Fabiana. Estas mujeres y todos los disidentes cubanos que estan presos, periodistas, bibliotecarios, gente de a pie, que su unico pecado ha sido expresar sus ideas y reclamar el respeto a los derechos humanos y civiles, algun dia tendran que ser redimidos por el mundo; entonces mucha gente que vieron este drama de la oposicion contra el castrismo de una manera festiva, quedaran ciegos de tanta luz. Y lo dices bien, es en el dialogo que Yoani ha entablado con el mundo -gracias a ser una bloguer- en el que se revelan las atrocidades de la tragedia cubana. En Cuba coinciden el caudillo y el populismo, uno y otro se han convertido en un engendro inseparable. Pero este engendro que tambien parece un ser sempiterno tambien tiene su tiempo.

  14. el horror de hispanoamérica ya no es la del caudillo desenfrenado, me permito preguntarme y sí, acaso, el de los populismos y la impunidad, la tergiversación de la bella ‘palabra abierta’ (de la que habla Manuel Gayol en este texto revelador) en una palabra fácil y dislocada de los hechos. Es en el diálogo que entabla la palabra con lo real que se crea ese espacio de dignidad que tan bien representa Yoani.

2 Trackbacks / Pingbacks

  1. Bitacoras.com
  2. uberVU - social comments

Los comentarios están cerrados.