Victoria Infante: 5 ideas para motivarte a hacer ejercicio

lonjas

Si las lonjitas (o lonjotas) que se desbordan afuera de tu ropa no te motivan para ponerte a mover el esqueleto, necesitas una buena terapia, ayuda urgente.

¿Te cuento un secreto? En varias etapas de mi vida he sido gordis (sin contar las dos veces que estuve embarazada). Y puedo decir con certeza que fueron periodos en mi vida no muy agradables. Tanto así que tengo terror a volver a subir de talla.

En ambas ocasiones solo un método fue efectivo para ponerme en forma: hacer ejercicio en serio y ser constante.

Sigue leyendo aquí.