Tijuana Blues: Molinos de Viento

***
[ad#Google Adsense 468 x 60 created 07/02/10]
***

El lunes pasado Felipe Calderón visitó Baja California. La Rumorosa para ser precisos. La ocasión: declarar oficialmente inauguradas las instalaciones del Parque Eólico La Rumorosa, en una austera ceremonia de escasos 5 minutos, donde el Presidente pudo constatar la adversidad del clima a los que los habitantes del valle de Mexicali y alrededores tienen que enfrentarse todos los años, y por lo que las tarifas de electricidad en invierno o verano, son devastadoras para la economía familiar.

Al Presidente el frío no le permitió hablar más de 3 minutos. Pero habló lo suficiente para dejar claro que este proyecto era parte de un plan que va a beneficiar con subsidios en el costo de energía eléctrica a la población más pobre de la ciudad (a través de la tarjeta “Tu Energía”, que repartió alegremente la Secretaria de Energía).

La producción generada por este conglomerado de molinos de viento representa unos 10 mega watts, aunque durante el proceso de licitación se habló de un compromiso de 27 mega watts. La diferencia quedó al desamparo de los retrasos en las fechas de entrega por parte de la empresa que se adjudico la licitación: Turbo Power Services, una empresa “mexicana”, con capital gringo y tecnología española. Viva la globalización!

La inversión: 26 millones de dólares. Los generadores fueron comprados a la empresa española Gamesa.

Según www.elinformador.com.mx : El Mandatario mencionó que México será el país más avanzado en América Latina en generación de energía renovable, principalmente eólica, y uno de los quince principales en el mundo.

El proyecto de la Rumorosa no es la primer licitación adjudicada en México y seguramente no será la última. El pasado mes de noviembre el gobernador del Estado de Tamaulipas  puso en marcha la construcción del Parque Eólico “Los Vergeles”, proyecto adjudicado a la empresa “mexicana” Grupo Soluciones en Energías Renovables, quien a su vez solicitó la tecnología de las empresas Siemens (Alemania) e Iberdrola (España).

La inversión total es de 4.400 millones de pesos. Constará de 70 generadores o torres y se prevé una vida útil de 30 años, pasando a ser patrimonio del gobierno de Tamaulipas a partir del año 19.

Pero aún hay más. De acuerdo con los expertos el estado con mayor potencial para la generación de energía eólica es Oaxaca, y todo parece indicar que es este estado un enclave estratégico para la empresa española Iberdrola:

Actualmente hay tres parques eólicos en Oaxaca adjudicados a Iberdrola: La Ventosa, La Venta III y Bii Nee Stipa (éste último comprado a la empresa Gamesa el pasado mes de enero).

Los proyectos eólicos oaxaqueños con pasaporte de la Unión Europea no han estado exentos de protestas y contratiempos. Por ejemplo, la construcción de La Venta III fue interrumpida dos veces durante el 2010 y hasta regañado salió Felipe Calderón en una de sus visitas a España:

La molestia de los empresarios privados se hizo público durante la reciente visita que realizó el Presidente Felipe Calderón a España, donde Ignacio Sánchez Galán, presidente de Iberdrola, el mayor productor eólico del mundo, le pidió que elimine “escollos” y resuelva “presiones de particulares” que bloquean el inicio de la construcción del parque La Venta III” (El Informador, 23 de mayo de 2010)

Lo que nunca reconoció el gachupín de Iberdrola es que estos “escollos”, eran causados por los salarios injustos pagados por su filial mexicana a los obreros oaxaqueños encargados del acarreo de materiales pétreos (el pago ofrecido por Iberdrola era de 8 pesos por el primer kilometro acarreado, y 4.50 pesos por kilometro subsecuente).

Otras quejas: contratos leoninos y despojo de tierras a los campesinos

La crisis energética de nuestro vecino del Norte, en principio representa una oportunidad de oro para México, es decir que la posibilidad de venderle energía verde generada por nuestros Molinos de Viento cervantinos, puede producirle grandes beneficios económicos a México; pero también facilitar la instalación de parques eólicos con capital y operados por gringos suena como una buenísima posibilidad de negocios para nuestro país. Y uno de los argumentos utilizados para ese fin, es la ventaja competitiva que ofrece la instalación de sus generadores en territorio Mexicano:

En Estados Unidos, los terratenientes llegan a cobrar hasta $5,000 dólares por cada Generador instalado en sus predios. En México, todo es negociable.

El director francés Nicolas Défossé, incluyó en su documental Viva México (2009, Terra Nostra Films), el testimonio de un ejidatario que argumentaba haber sido engañado por “los españoles” para arrendar sus terrenos.

El ejidatario asegura que el precio pactado para el arrendamiento fue de 11,400 pesos, pero cuando le entregan el contrato final, el precio designado fue de 4,000 pesos, por lo que procedieron a demandar a la empresa. Este testimonio fue del 5 de febrero de 2006.

El común denominador de todos estos proyectos es sin duda la importación de tecnología extranjera, principalmente española, y lo cierto es que los españoles últimamente se han puesto las pilas para participar en todos los proyectos que impliquen concesiones de gobierno. Ahí está CODERE el verdadero rey de los casinos mexicanos, quien en los últimos años se ha ido apropiando de las operaciones de distintos concesionarios mexicanos.

Pero hay otro común denominador y tiene que ver con nuestra eterna obstinación por dejar cabos sueltos:

Si como dice Calderón, pretendemos convertirnos en el país más avanzado en América Latina en generación de energía renovable, principalmente eólica y uno de los quince principales en el mundo, ¿qué pasos estamos siguiendo para lograrlo con tecnología, know how y capital humano Made in Mexico?

¿Quién está educando a las nuevas generaciones de mexicanos, para que se conviertan en los empresarios, ingenieros y técnicos responsables de nuestro liderazgo en generación de energía eólica?

¿No tendríamos que estar ya revolucionando la educación en nuestro país, incluyendo entre otras cosas programas de capacitación y carreras afines a esta pretensión de liderazgo en energías renovables, tanto a nivel técnico como profesional? ¿Porqué el CONALEP no tiene una especialización en esta nueva industria (eólica)?

¿De qué nos sirven cientos de turbinas de 80 metros de alto y 100 de diámetro, instaladas en todo el país, si al final del día el know how y la tecnología tiene que ser importada del extranjero?

¿No estamos perdiendo una oportunidad única de mejorar la calidad de vida de las generaciones futuras, por no invertir en la educación y transformarla de fábrica de fracasados que es actualmente, en una verdadera fábrica de profesionales y generadores de desarrollo?

¿Y qué hay de la manufactura? No es ésta una oportunidad única para darle un empujón a la manufactura en este país. Más empleos = menos ninis = menos pobreza = menos crimen. ¿Porqué no convertirnos en la capital de producción de turbinas en el mundo, en lugar de estarlas viendo llegar desde Zamudio, Vizcaya, España?

Los negocios internacionales últimamente se pueden reducir a la siguiente dinámica: los rusos están comprando Inglaterra, Inglaterra y Alemania están comprando a España, España está comprando a México, pero México, no está comprando nada.

Es momento de que México empiece a comprar su futuro…

***

1 Comment

  1. Disculpa, ¿podrías decirme en que fecha fue publicado este artículo?
    Gracias. (:

Los comentarios están cerrados.