Thefacebook: diseñando una nueva era

Mark es su creador. No hay argumento suficientemente convincente que pueda utilizarse para impugnar tal hecho. Es el típico chico de Tecnología de Información con la peculiaridad de poseer una invaluable virtud que lo coloca por encima de muchos otros: es un vehemente visionario.

La diferencia entre una mente que puede configurar una idea brillante y otra que puede consolidarla en un éxito extraordinario, radica en la capacidad de conectar la coyuntura de esa transición y de continuar en ese proceso avanzando hasta la meta; en la habilidad de no solo pensar ilustremente, sino de ejecutar, realizar y materializar tal concepción en un logro concreto y tangible. Eso es lo que hace de un individuo ordinario, un ser humano extraordinario. Mark se incluye entre estos últimos.

La historia de Facebook gira en torno a la creación de un espacio social para uso de un grupo de jóvenes que interactúan en el campus de Harvard; alrededor del arquitecto de una red virtual implementada para el esparcimiento de personas que él conocía en la vida real y con las cuales lidiaba diariamente. Ese fue el punto de partida del proyecto que se transformó en una herramienta de comunicación revolucionaria y que hizo de Mark Zuckerberg el multimillonario más joven del planeta.

Mark, el ‘nerd’ perfecto por definición, aprovechó cada minuto fuera de su salón de clases para asegurar que su experimento de ‘red social’ se mantuviera funcionando y avanzara en una dirección de la cual no tenía seguridad tuviese un destino específico; pero si la certeza que arribaría a una meta grandiosa.

¿Se trata de la glorificación de Mark? Es posible. ¿Estuvo rodeado por otras ‘ratas de biblioteca’ que también contribuyeron al gran proyecto? Absolutamente. Pero si revisamos los acontecimientos, podemos valorar que todos estos chicos recibieron enseñanza sobre las mismas ciencias y las mismas teorías en el salón de clases; todos tuvieron la misma oportunidad de participar en ‘lluvias de ideas’ y de elegir, desarrollar y hacer suyas dichas iniciativas; sin embargo, fue Mark quien lo hizo posible. Él posee el talento y la decisión, y no descansó hasta que obtuvo un concepto real, un plan en constante construcción.

Implementada el 28 de octubre de 2003 como Facemash1, y luego de acciones de piratería cibernética perpetradas por Mark a los servidores de Harvard –lo cual casi le cuesta su expulsión– el experimento evolucionó en febrero de 2004 en el sitio Thefacebook, se expandió a las universidades de Stanford, Columbia y Yale, y en 2005 modificó su nombre deshaciéndose de la palabra “The”, dando a luz lo que hoy conocemos como Facebook.

La popularidad del sitio en la red trascendió los campus universitarios y seis años más tarde cuenta con más de 500 millones de usuarios. Facebook es indiscutiblemente la red de mayor y más rápido crecimiento en la historia del internet y por supuesto, de la humanidad.

La epopeya surge del proyecto que nace en un dormitorio de Harvard en 2004, convirtiéndose eventualmente en un fenómeno de comunicación mundial, y llega al guión cinematográfico de Aaron Sorkin (Sports Night, The West Wing) en 2009. The Social Netwrok (La Red Social) dirigida por David Fincher (Seven, The Game, Fight Club, Panic Room, Zodiac y The Curious Case of Benjamin Button) estrenó el 1 de octubre de 2010, recaudando más de 23 millones de dólares en su primer fin de semana en exhibición.

Pero los detractores de la cinta se han referido a ella como mera ficción, mientras que algunos eruditos de Harvard han dicho que los diálogos incluidos están muy lejanos del lenguaje real que los estudiantes utilizan en el campus. Al ver el filme, y más allá de su nivel de exactitud o fidelidad a la realidad, encontramos que tiene un guión inteligente, es una historia muy bien contada: visual, rítmica y dramáticamente. También incorpora algunas chispas de comedia, como sucede naturalmente en la vida diaria. Utiliza el recurso de escenas retrospectivas (flashbacks) intermitentes que mantienen a la audiencia intensamente inmersa en la historia.

Más allá de la controversia, se debe aclarar que el libreto no está construido con base en  una sola versión de los hechos. Éste incluye las tres principales historias en conflicto, las que se enlazan en una intrigante saga surgida presuntamente de notas verídicas tomadas durante las sesiones de careo y proceso declaratorio donde estuvieron presentes todos los individuos involucrados en el caso de la vida real.

Las dos demandas legales interpuestas contra Mark Zuckerberg son el eje central de The Social Network. Una fue sometida por los gemelos Winklevoss –Cameron y Tyler– quienes alegaban haber contratado a Mark para que construyera la red social de Harvard, mientras éste utilizó sus ideas para crear un producto competidor. La segunda fue interpuesta por Eduardo Saverin, el supuesto ‘único amigo’ de Mark y primer Oficial Financiero en Jefe (CFO) de Facebook, quien fue prácticamente expulsado de la corporación por los inversionistas de Silicon Valley.

Sí bien es posible que Mark haya infringido su contrato con los gemelos Winklevoss, de eso a que ellos digan que “¡nuestra idea fue robada!”, bueno, esa es otra historia. Y luego surge la pregunta de si en realidad había lugar para un reclamo legal válido. No olvidemos que para cuando los Winklevoss aparecieron en la vida de Mark, él ya había estado trabajando y tenía funcionando el proyecto Facemash, que luego sirvió de plataforma para el proyecto que evolucionó en el sitio Thefacebook.

Mark Zuckerberg no se robó ningún secreto corporativo (trade secret), o ninguna propiedad intelectual. El código de Facebook fue creado por no otro que el mismísimo Mark Zuckerberg y el concepto de ‘red social’ ya existía cuando Mark Zuckerberg salió con la idea de Facemash y Thefacebook.

Los 65 millones de dólares otorgados a los gemelos Winklevoss no fueron concedidos en honor a la justicia, sino debido a los mecanismos operativos de un sistema litigante imperfecto cuya funcionalidad generalmente se resume en acuerdos legales.

El caso de Saverin es más sensible no solo por a la amistad que algún día sostuvo con Zuckerberg, sino por la manera en que se suscitó a manos de abogados sin escrúpulos que fueron contratados luego de que los inversores de Sillicon Valley aparecieran en escena. Saverin también llegó a un acuerdo legal, por una cantidad no revelada.

Pero, si hay algo a criticar acerca de The Social Network, es que omite la verdadera maravilla detrás de la historia de Facebook. El espíritu emprendedor empresarial estadounidense y la innovación no son la verdadera noticia porque eso es algo que surge recurrente y cíclicamente. Mark es irreverente, intrépido, un pirata cibernético, un genio. Ciertamente. Pero, la médula real de la historia es cómo, con menos de $1,000 y utilizando una plataforma existente (el internet), alguien plantó una semilla que germinó en lo que hoy conocemos como Facebook, revolucionando el mundo cibernético y alcanzando 500 millones de usuarios en sus primeros seis años de existencia.

Esto es, 500 millones de personas conectadas por motivos de entretenimiento, amistad, relaciones, conexiones profesionales, oportunidades de negocios, etc., etc. Y toda vez que una buena manera de entender la cultura de un país es a través de su filmografía, es una pena que esta cinta no sea suficientemente enfática en el papel de Facebook como la plataforma social y económica más importante de nuestra historia contemporánea. Facebook constituye también la mejor prueba de que otros ‘genios’ pueden desarrollar sus propias innovaciones y contribuir lo mejor de sí mismos para hacer de la red cibernética mundial o World Wide Web, un mejor producto, una mejor experiencia.

La posibilidad de que futuros Zuckerbergs puedan continuar ejercitando su libertad creativa, innovadora y revolucionaria en pro de las comunicaciones cibernéticas, es un principio democrático en sí mismo y es algo digno de celebrarse.

© 2010 Aurelia Fierros – Todos los Derechos Reservados

1. Facemash, según Wikipedia:

“El sitio representaba la versión interna de la Universidad Harvard de ‘Hot or Not’, de acuerdo al periódico universitario Harvard Crimson. Según The Harvard Crimson, Facemash utilizaba las imágenes recopiladas de los libros anuales de fotos estudiantiles, que ya habían sido cargados a nueve portales universitarios internos, colocando una imagen enseguida de la otra y pidiendo a los usuarios que eligieran a la persona más atractiva […] Zuckerberg logró infiltrarse a las áreas protegidas de la red computacional de Harvard y copió las imágenes de las identificaciones para acceso a los dormitorios privados de las nueves casas de estudiantes. En ese entonces, Harvard no contaba con un directorio estudiantil que incluyera fotos e información básica, por lo que el sitio inicial generó 450 visitas y 22,000 ‘vistas’ de las fotos publicadas, en las primeras cuatro horas en que el portal estuvo activo en línea”.

14 Comments

  1. A mi la cinta me recuerda mucho a “Piratas de Silicon Valley”, tanto por la temática, por la forma de tratar el argumento, cómo están dibujados los personajes, salvo por un par de recursos cinematográficos (en aquella los personajes hablaban a cámara).Es obvio que en un proyecto de tal magnitud han de quedarse muuuchas cosas en el tintero (Ej. “El Señor de los Anillos”). Respecto a que la historia transcurriera de esta manera y no de otra, no me preocupa (es cine). Me impresiona más el hecho de que a Mark se le retrata como un “capullo integral”. Egocéntrico, testarudo, irresponsable… ¿Puso trabas a la distribución del film?
    Gracias por este gran análisis de la película.

  2. soy el amirador numero uno de mark un dia quisiera ser como el desde honduras

  3. hoy porfin vi the social network y la verda les confienzo que me trajo mucha curiosidad saber sobre la historia real de esta red social tambien de la personalidad de marc, leei en otros blogs q es tal cual como su personaje en la pelicula un obsesionado de facebook.. bueno quien sabe

  4. Estimado Juan,
    Se dice que por cada idea brillante que surge, hay decenas de personas esbozando un concepto similar. Esto, claro, no es producto de la telepatía entre éstos ni mucho menos. Se debe creo, a que las mentes creativas que se desarrollan en un ambiente y condiciones propicias tienden a enfocarse en la innovación de un producto/servicio ya existente. Es exactamente lo que hizo Zuckerberg, al utilizar el internet como plataforma, a fin de optimizar los métodos de comunicación entre un grupo social específico, con un éxito tal que en unos años derivó en el fenómeno que todos conocemos ahora. Es decir, esa ‘creatividad’ no es solo producto de la inteligencia innata debido a su genética particular, sino al medio ambiente en que esos creativos se desenvuelven, al momento histórico que viven y los recursos con los que cuentan o a los que tienen acceso. A la inteligencia y creatividad debiera sumarse la persistencia y determinación, para lograr la transición de ‘idea’ a ‘proyecto’ y luego cristalizarlo en un producto. Seguramente tu idea (a la que refieres en tu pregunta) existe también -con algunas variaciones, en la mente de otra persona, en algún lugar del mundo.
    Gracias por tu aporte al tema.

  5. Me parece muy lógico y congruente todos los comentarios. Es cierto que la verdadera historia esta en el porceso por el cual la idea se tiene y se construye. No creo que la esencia básica de esa idea haya sido puesta en funcionamietno en la pelicula. Pero bueno, es un film bastante logrado a pesar de las excasas informaciones que se tenían para realizarla. Y yo me pregunto….
    Yo soy pedagogo y vivo en Málaga (España), tengo una idea bastante interesante acerca de todo este tema. ¿como puedo comprobar si mi idea ya existe o no? Porque llevarla a cabo sugiere un tiempo bastante largo y económicamente costoso.
    Realmente la pregunta no trata sobre mi, sino para cientos de personas que tienen buenas ideas y no se atreven a seguir por que en los tiempos en los que vivimos no se puede vacilar a la hora de crear algo si no se tiene tiempo y sobre todo, dinero para concretarla.
    Gracias por leerme y dejo la cuestión en el aire. Saludos.

  6. Jorge, muy acertado punto. Coincido contigo. La hazaña de Zuckerberg es indiscutible, pero más allá de ésta, critico en el artículo que la cinta The Social Network haya dejado fuera el componente ‘huamano’ al omitir a los seguidores de Facebook, pues son 500 millones de personas que finalmente han ido consolidando este fenómeno, 500 millones de personas que tienen una historia que contar en un sitio que hace del individualismo un fenómeno más que colectivo, masivo. Es una inmensa audiencia ávida de un espacio para volcar –como tú apuntas- sus solitudes. Cada uno de nosotros con nuestros egos, nuestras emociones y diferentes objetivos.

    Son tan amplios los aspectos que se pueden analizar en el tema, que cuando uno empieza a tratar de explicar este fenómeno se agolpan las ideas, uno se emociona, se apasiona. El tema de la necesidad de relacionarnos con los demás y cómo Facebook es una plataforma sin precedente para ello, es la médula de la secuela del texto que ya trabajo.

    Celebro que seas observador del tema y aprecio el aliento que me brindas en tus palabras. Muchas gracias.

  7. Más que una genialidad consciente, tiendo a pensar que el éxito de este sitio obedeció más bien a una particular funcionalidad, como lo es la capacidad de revertir en algo la agobiadora sensación de soledad de millones de personas en el mundo moderno.
    Se recrea el mundo gregario de antaño frente a una pantalla. Nacen amistades, germinan emociones, identificaciones, cercanías, amores y desencuentros. Se idealiza el mundo y hasta parece acercarse a ratos a una idea del paraíso terrenal, pero de un tipo de paraíso donde no se puede palpar ni oler ni abrazar a nadie más que a través de las palabras. Empezamos a vivir a través de ellas y de nuestras imágenes digitales.
    Un excelente escrito, Aurelia. Felicitaciones.

  8. Julio que comentario tan elocuente el suyo, creo que refleja el sentir de muchos. Dudas, enigmas y hasta mitos giran en torno a este fenómeno de comunicación.
    Desde que puse atención a la existencia de Facebook me llevó dos años decidirme y a la fecha llevo año y medio usándolo. Ahora me digo “¿por qué no comencé antes?” Como a muchos, al principio su uso me parecía superfluo, una pérdida de tiempo. Y luego me dije, “pues depende de la utilidad que le demos”. Facebook se ha convertido en mi fuente de información, de comunicación profesional y personal y ocasionalmente hasta de entretenimiento.
    Es una maravilla que podamos experimentar la sensación de cercanía –por ejemplo, cuando conversamos con alguien que está en otro continente. Me pregunto cómo ha afectado esta ‘Nación Facebook’ los ingresos de los gigantes de telecomunicaciones pues a fuerza tiene que haber impactado a la baja el volumen de llamadas de larga distancia internacional.
    Y claro, el asunto de la privacidad que usted menciona merece un episodio aparte, pues cada día surgen nuevos retos en ese sentido, tanto para uno como usuario como para quienes administran este monstruo en que se ha convertido Facebook y en general, el internet. Este es un fenómeno apasionante y como usted, yo sigo maravillada con su alcance y magnitud.

  9. AL principio como toda persona nacida en otras epocas, me sentia exceptico sobre el Facebook. Amigos me hablaban del inmenso mundo que se abria con el. Todavia me rehuso a usarlo tanto porque me parece que sumerjo mi privacidad en el oceano de los comentarios ajenos pero 500 millones. No hay equivalencia cuantitativa a este medio de comunicacion social. El mundo es mas pequeno. Todos somos mas humanidad. Eso se lo pierden los excepticos. Julio

  10. Gracias por tus palabras Victoria. Ya tenía proyectada escribir la versión en español y pues aquí la tienes. Gracias por compartirla.

    Pese a mi crítica al guionista y al director por los elementos que dejaron fuera de la cinta, creo que la porción de la historia que se exhibe en ella, logró una realización genial. Los personajes son encarnados magistralmente y la construcción narrativa (incluidos los flashbacks) es igualmente impecable. Soy apasionada y estudiosa de todas las formas de comunicación y creo que la evolución de Facebook todavía dará mucho material para aterrizar en el guión de no una sino varias secuelas.

  11. Acabo de ver la película, exelente reseña. Y muchas gracias por traducir el texto a español.
    Esperemos que pronto salgan a luz muchas historias sucedidas a través de Facebook.
    No en vano es la Red Social que ocupa el primer lugar en usuarios.

1 Trackback / Pingback

  1. Bitacoras.com

Los comentarios están cerrados.