Crónicas desde el Hipódromo | Obesidad, epidemia nacional

Alimentos peligrosos

A los que deberíamos de educar es a los padres, que con el ejemplo determinan muchos de los patrones alimenticios de sus hijos, pero creo que los niños son tan inteligentes, que terminarán por hacer las cosas mejor que uno, mientras se ríen de los adultos y más de sus ocurrentes gobernantes.

La obesidad es también culpa del cerebro

Mujer obesa

Cuando una persona padece de obesidad, los niveles de serotonina suelen disminuir, por lo que también disminuye la sensación de saciedad. El fenómeno despierta el deseo de incrementar la ingesta de alimentos, y esto a su vez provoca la subida descontrolada de peso.