El ‘duro’ trabajo de editar libros

libro

El “trabajo” de editor es una bendición divina, es el “antiguo” trabajo de atar al escritor con el lector, es el “duro” trabajo de confeccionar el ropaje para que esta nueva criatura (el libro) tenga vida propia, en definitiva, es el “difícil” trabajo de reemplazar la espada por la tinta.