Se acabó la tregua

Enlaces patrocinados

Ya asumió la presidencia Barack Obama. Y un punto que puede haber quedado desapercibido en el entusiasmo (o la tristeza) del histórico evento es que las instituciones del gobierno federal estuvieron cerradas.

¿Y qué importa ésto? Mucho, porque el día anterior fue el de Martin Luther King, por ley un feriado nacional, donde no abrió la Bolsa y la actividad financiera fue reducida. Y antes de ello, domingo y sábado…

Pero al día siguiente, miércoles, fue un día normal. Y comenzaron a anunciarse los nuevos despidos masivos y los cierres de empresas y las bancarrotas de la sección 7, 11 ó 13.

Y  fines de enero es el momento para anuncios trimestrales de una miríada de compañías, y de índices económicos, especialmente en el sector de la construcción y vivienda, confianza del consumidor y otros campos especialmente vulnerables a la presente crisis.

Para que no nos quedemos en el aire, sin ser avisados, la Conferenica de Alcaldes de Estados Unidos dio a conocer su nuevo pronóstico de la fuerza laboral en 2009. En ella predice que Los Angeles perderá, durante este año, al menos 164,000 empleos, atribuyendo la mayor parte de las pérdidas a la ola de embargos hipotecarios y el alto en la construcción de nuevas residencias y el derrumbe en los precios de la vivienda.

En comparación, esperan que Miami pierda 85,000 puestos laborales, y Chicago 80,000.

Enlaces patrocinados