Restituir el Día del Presidente

Esta es la parte 5 de un total de 41 partes en la serie MéxicoPolítico / Juan José Solís

Your ads will be inserted here by

Easy Plugin for AdSense.

Please go to the plugin admin page to
Paste your ad code OR
Suppress this ad slot.

A Germán Dehesa

La historia nos dice que no hace mucho, un día los mexicanos nos cansamos de celebrar el Día del Presidente, y por ello, se incitó a los legisladores a que hicieran las modificaciones necesarias para que el primero de septiembre dejará de ser el besamanos y la rendición sistemática de adulaciones.

Luego de sus tropelías y desafuero fallido del torpe Fox, para final de su sexenio se le impidió la entrada al pleno del Congreso, para rendir su informe de gobierno. Apenas llegó a las puertas de la entrada principal y de ahí lo despacharon de inmediato para que tomara el camino de regreso.

La clase política de aquel momento, lo vio como un acto de congruencia democrática. Ello anunció que la transferencia de gobierno, del bárbaro de Guanajuato al pérfido Calderón, no tuviera otro opción que llevarse a cabo entrando por la puerta trasera y así sentenciar, que Calderón no sería bien recibido en ese recinto.

A cuatro años de distancia, Calderón recupera aquella retrógrada idea priísta de celebrar el Día del Presidente y elige el patio central de Palacio Nacional, para que diversos actores de la clase política le aplaudan las poquísimas acciones que ha emprendido de manera eficaz en estos cuatro años de administración. Y a pesar de que en su momento fueron los priístas quienes dieron fin a esta pasarela, hoy increíblemente son los perredistas de Jesús Ortega en complicidad con los panistas, quienes le celebran sin recato las cifras maquilladas y fuleras, de un año de perdida de empleo, nulo crecimiento económico e incremento de los actos violentos del crimen organizado.

Restituir el Día del Presidente, si bien es una idea que siempre será relacionada con el derroche magnánimo de la época priísta, debe ser contemplada en la medida en que realmente haya qué informar. Un presidente que trabaje en beneficio de sus gobernados y que acepte también sus errores, pudiera ser reconocido con loas y aplausos, porque al menos sería honesto ante la imposibilidad de cumplir lo prometido. Pero en el caso de Calderón, no sucede nada. Sus cifras de empleo y crecimiento económico son insultantes a la inteligencia; la percepción sobre el combate al crimen organizado lo tiene un tanto azorado, pues no hay relación de la realidad con su informe triunfalista.

Lo más lamentable, es que el necio de Calderón nos quiere gobernar con discursos vacíos y frases anodinas, como por ejemplo, decir que “es momento de transformar el futuro”, si ni siquiera puede intervenir en el presente.

Twitter: @juanjosesolis

Series NavigationMéxicoPolítico: Jueces incompetentes y gobiernos sumisosMéxicoPolítico: 2012, oportunidad para los mexicanos

Juan Jose Solis

Juan José Solis Delgado
(Ciudad de México, 1973) Es licenciado en Comunicación Social por la Universidad Autónoma Metropolitana, unidad Xochimilco. Cursó estudios de Economía en la UAM-I. Tiene un diplomado en creación literaria por la Universidad del Claustro de Sor Juana. Cuenta con una especialidad en Desarrollo de Habilidades Docentes por la Universidad Tecnológica de México y cursó la maestría en Comunicación en la Universidad Iberoamericana, especializándose en la comunicación política.
Por más de 12 años ha trabajado como productor y locutor de radio en emisoras como Radiofórmula, Cambio 1440, Radio Capital, Radiorama y ABC Radio.
Ha sido coordinador de producción en programas de televisión en las empresas Televisa y Tv Azteca.
Ha sido responsable de la Comunicación Social de la Subprocuraduría de Justiticia del Estado de México sede en Tlalnepantla.
Fue coordinador de comunicación social en campañas políticas en las elecciones federales intermedias del 2003.
En el campo editorial, se desempeñó como Director Editorial y editor responsable de la revista Alas de papel de Editorial Noctua.
También ha laborado como docente en diversas instituciones de educación superior, como la Universidad de la Comunicación, la Universidad del Claustro de Sor Juana, la Universidad Tecnológica de México y actualmente en Escuela de Periodismo "Carlos Septién García" y en la Universidad Iberoamericana.
Su principal afición es la lectura y en particular las novelas de escritores iberoamericanos. Sus autores favoritos son Mario Vargas Llosa y Juan Carlos Onetti.
Actualmente está encargado de la difusión de la investigación en la Universidad Iberoamericana, Ciudad de México.
Acerca de Juan Jose Solis 54 Articles
Juan José Solis Delgado (Ciudad de México, 1973) Es licenciado en Comunicación Social por la Universidad Autónoma Metropolitana, unidad Xochimilco. Cursó estudios de Economía en la UAM-I. Tiene un diplomado en creación literaria por la Universidad del Claustro de Sor Juana. Cuenta con una especialidad en Desarrollo de Habilidades Docentes por la Universidad Tecnológica de México y cursó la maestría en Comunicación en la Universidad Iberoamericana, especializándose en la comunicación política. Por más de 12 años ha trabajado como productor y locutor de radio en emisoras como Radiofórmula, Cambio 1440, Radio Capital, Radiorama y ABC Radio. Ha sido coordinador de producción en programas de televisión en las empresas Televisa y Tv Azteca. Ha sido responsable de la Comunicación Social de la Subprocuraduría de Justiticia del Estado de México sede en Tlalnepantla. Fue coordinador de comunicación social en campañas políticas en las elecciones federales intermedias del 2003. En el campo editorial, se desempeñó como Director Editorial y editor responsable de la revista Alas de papel de Editorial Noctua. También ha laborado como docente en diversas instituciones de educación superior, como la Universidad de la Comunicación, la Universidad del Claustro de Sor Juana, la Universidad Tecnológica de México y actualmente en Escuela de Periodismo "Carlos Septién García" y en la Universidad Iberoamericana. Su principal afición es la lectura y en particular las novelas de escritores iberoamericanos. Sus autores favoritos son Mario Vargas Llosa y Juan Carlos Onetti. Actualmente está encargado de la difusión de la investigación en la Universidad Iberoamericana, Ciudad de México.