Réquiem por el Brasil


Acá no jugó Brasil

sino un fantasma con asma,

por aquí pasó el fantasma

carioca de Canterville.

¡Qué inoperancia senil,

qué vergüenza tu derrota,

y cómo es que ella denota

cuán frágil es tu heredad!

¡Oh Hamlet!: «¡Fragilidad,

tienes nombre de garota!»

De “Fútbol y lo demás“.