El no muy largo proceso de privatización de los gabinetes presidenciales en México (II)

Felipe Calderón se disculpa pero no
Felipe Calderón se disculpa pero no
Felipe Calderón se disculpa pero no

En la primera parte del presente artículo comentaba que el proceso de incorporación de egresados de escuelas particulares y del extranjero, había iniciado desde años atrás (Jorge G. Castañeda, por ejemplo, daba cuenta de ello en un capítulo de su libro “La Casa por la Ventana”, titulado “La élite en la lejanía” de 1993), por esa razón resultaba hasta normal que con la llegada de Vicente Fox a la Presidencia, este proceso se acelerara. Sin embargo, esto no fue así del todo, pues si bien sí se incrementó el número de egresados de universidades particulares al frente de las diferentes dependencias de su gabinete (11), siguió prevaleciendo en él un número mayor de egresados de universidades públicas (21).

Procedencia de titulares de gabinete Vicente Fox Quesada

Universidad pública Universidad privada Universidad del exterior Sin información Sin estudios universitarios
Cantidad de instituciones 9 5 1 N/A
Cantidad de egresados 21 11 1 3 1

Los restantes miembros del gabinete de Vicente Fox corresponden a los dos titulares de las Secretarías de la Defensa Nacional y de Marina, a quienes como dije desde la primera parte de este artículo no incluyo en el presente análisis, además del primer Secretario de Relaciones Exteriores; Jorge G. Castañeda, quien estudió en la Universidad estadounidense de Princeton, más tres funcionarios  de los cuales no me fue posible hallar sus credenciales académicas: Ramón Martín Huerta; Secretario de Seguridad Pública (fallecido cuando estaba al frente de esa dependencia), Francisco Barrio Terrazas; Secretario de la Función Pública, Florencio Salazar Adame; Secretario de la Reforma Agraria y finalmente Ana Teresa Aranda, quien sólo contaba con estudios de bachillerato.

Principales escuelas de procedencia

Públicas Privadas Del exterior
UNAM (8) Instituto Tecnológico Autónomo de México ITAM (4) Universidad de Princeton (1)
Universidad Autónoma de Nuevo León UANL (4) Escuela Libre de Derecho (4)
Universidad de Guanajuato (2) Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey ITESM (3)
Universidad Autónoma deSan Luís Potosí (2)

De esta información, resulta importante mencionar que del Alma Mater del ex Presidente Fox, que es la Universidad Iberoamericana, sólo hubo un egresado en su gabinete, quien fue una egresada: Josefina Vázquez Mota, su primera Secretaria de Desarrollo Social.

Como se observa, es notorio el incremento de egresados de instituciones particulares, pero también lo es la diversificación de egresados de universidades públicas de otras entidades de la república, porque si bien disminuyó de manera importante el número de titulares de gabinete egresados de la UNAM (8) y su porcentaje consecuentemente cayó de representar casi el 90% del total correspondiente a egresados de universidades públicas durante el sexenio de Ernesto Zedillo a sólo 38% en el primer sexenio panista, universidades como la Autónoma de Nuevo León y la de Guanajuato vieron ocupar por primera vez a más de uno de sus egresados posiciones en el gabinete presidencial.

De igual manera se observa un ligero incremento de miembros del gabinete que eran egresados de universidades particulares, al pasar de 5 y 9 respectivamente, durante los sexenios de Carlos Salinas y Ernesto Zedillo, a 11 en durante este período , lo cual en realidad no establece un cambio muy notable, salvo que en los tres sexenios hay una concentración constante de egresados del ITAM, el Tecnológico de Monterrey y, en menor medida, de la Escuela Libre de Derecho y la Universidad Iberoamericana.

[ad#Google Adsense-3 300×250]

Esta tendencia de disminución de egresados de escuelas públicas como titulares en los más recientes gabinetes presidenciales, llega a su clímax durante el gobierno actual que encabeza Felipe Calderón, en el cual por primera vez se registra, por mucho, un mayor número de egresados de universidades particulares que de escuelas públicas, 23 en el primer caso frente a 13 de las del segundo tipo. En tanto, respecto a egresados de escuelas del exterior sólo dos dependencias han tenido este tipo de liderazgo, aunque en realidad en ambos casos quien las dirigió fue la misma persona: Juan Camilo Mouriño; quien ocupó la Jefatura de la Oficina de la Presidencia y la titularidad de la Secretaría de Gobernación, cargo que desempeñaba en el momento en que por un accidente aéreo perdió la vida.

Procedencia de titulares de gabinete Felipe calderón

Universidad pública Universidad privada Universidad del exterior
Cantidad de instituciones 10 7 1
Cantidad de egresados 13 23 2

Principales escuelas de procedencia

Públicas Privadas Del exterior
UNAM (4) Instituto Tecnológico Autónomo de México ITAM (9) Universidad de Tampa Florida (2)
El Colegio de México (1)Universidad Autónoma Metropolitana (1)Universidades estatales diversas (7) Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey ITESM (7)
Escuela Libre de Derecho (3)

Al iniciar esta segunda parte del presente texto, subtitulé este artículo como “la des-UNAM-ización del Gobierno federal”  porque, como se observa, en el presente gabinete presidencial sólo 4 dependencias han sido dirigidas por egresados de la UNAM, que han sido: la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Juan Rafael Elvira Quezada), Secretaría de Comunicaciones y Transportes (Juan Molinar Horcasitas) y la Procuraduría General de la República (dirigida primero por Eduardo medina Mora y en la actualidad por Marisela Morales Ibañez).

Es decir que en un período relativamente corto (1994-2006), que va del fin del gobierno de Carlos Salinas de Gortari, al inicio del correspondiente a Felipe Calderón, el número de egresados de la UNAM que dirigieron en determinado momento del sexenio alguna dependencia del gabinete legal presidencial, pasó de 23 a sólo 4, mientras que, en general, el número de egresados de escuelas públicas que ostentaron la titularidad alguna de estas dependencias del ejecutivo federal, pasó de 31 en la época de Carlos Salinas a únicamente 13 en el gobierno actual.

Con estos números y el análisis que he presentado se demuestra que, cuando menos en el ámbito del gobierno federal, durante los últimos años existe una tendencia notable por incorporar a los puestos de mayor importancia en el gobierno a egresados de escuelas particulares. Esto en sí mismo no tendría que ser necesariamente algo negativo.

Pero sorprende que mientras que en el exterior se reconoce la UNAM como la mejor universidad de Iberoamérica y pese a representar cuantitativamente la mayor matrícula del país, el número de sus egresados ocupando la titularidad de una dependencia que forma el gabinete legal del Presidente es inferior al de escuelas de educación superior privadas como el ITAM o el Tecnológico de Monterrey. El número total de sus egresados en 2000 (considerando que en la actualidad la mayoría de ellos debe tener entre 34 y 40 años de edad), fue de 717 y 2689 alumnos, respectivamente, mientras que ese año en la UNAM hubo 17940 egresados. En otras palabras, la proporción en términos de egresados fue en ese año de 1 egresado del ITAM por cada 25 de la UNAM y en el caso de la proporción con el Tecnológico de Monterrey la relación es de 1 por cada 6.67 alumnos de la UNAM(*).

Egresados año 2000
ITAM ITESM UNAM
717 2689 17940
Egresados por institución en el gabinete de Felipe Calderón
9 7 4

Del el análisis anterior, y luego de haber demostrado, de una manera simple, una notoria tendencia a colocar en los principales cargos de la Administración Pública Federal en México a egresados de universidades privadas, estoy considerando realizar más adelante una investigación más profunda que indague acerca de cómo este fenómeno podría estar afectando la composición de la administración pública en general. En otras palabras, pienso que en niveles inferiores de la administración pública existe una tendencia similar, lo cual, de confirmarse, señalaría la existencia de un fenómeno aún más grave,  consistente en que: aquellas personas con capacidad para costearse una educación privada; particularmente en aquellas universidades que componen un selecto club, estarían en mejores condiciones de obtener un empleo mejor remunerado, sin que haya algún tipo de indicadores que determinen que, efectivamente, cuentan con una mejor preparación académica que sus pares egresados de universidades públicas, lo que explicaría, en parte, el por qué de las grandes disparidades económicas y sociales que aquejan a nuestro país, lo que nos ha convertido en una de las sociedades más desiguales que existen en el mundo entero.

(*) Cifras publicada en la página web de la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior, ANUIES.

[vs id=”9000″]

1 Trackback / Pingback

  1. Bitacoras.com

Los comentarios están cerrados.