Postdata: ¿de qué murió Michael Jackson?

Enlaces patrocinados

¿De qué murió? La conveniencia dicta que fue un paro cardiaco. Que lo mató el stress. Un accidente, algo inesperado. En la vorágine de verborrágea posterior al anuncio de la muerte de Jackson (de la cual esto forma indudablemente parte) se colaron expresiones en el sentido que lo que sucedió no era sorprendente. Que el tren de vida (?) que llevaba era insostenible.

Esperemos los resultados de la autopsia y las declaraciones del forense del condado de Los Angeles, a quien el Departamento de Policía de esta ciudad (LAPD) entregó las riendas de la investigación (y la responsabilidad de lidiar con el mundo). Mientras tanto, un abogado de la familia ya ha insinuado que el motivo del deceso podría estar relacionado a la abundancia de medicamentos. El rumor menciona el demerol y que el abogado advirtió a la familia. Quizás se trataba de eso. El demerol, o meperidin, es un opiáceo como la morfina, utilizado en el tratamiento de dolores medianos a severos. Causa hábito y debe restringirse su uso estrictamente a lo indicado por los médicos. Toda combinación de este narcótico con el alcohol puede causar la muerte.

Como Elvis Presley, como Jimmy Hendrix, como Janis Joplin, como Kurt Kobain, como Freddy Mercury, como Keith Ledger… El “exceso de medicamentos” los mata porque tienen la vida quebrada como con un pedazo de vidrio, sumidos en el dolor, entre la imagen que les crearon y que quieren proyectar, y su interior, generalmente ya vacío.

Gabriel Lerner
Follow me

Gabriel Lerner

Editorial Director at La Opinion
Editor en jefe del diario La Opinión en Los Angeles.
Fundador y editor de HispanicLA.
Nació en Buenos Aires, Argentina, vivió en Israel y reside en Los Ángeles, California desde 1989. Es periodista, bloguero, poeta, novelista y cuentista. Fue director editorial de Huffington Post Voces entre 2011 y 2014 y anteriormente editor de noticias para La Opinión.
Gabriel Lerner
Follow me

Latest posts by Gabriel Lerner (see all)

Enlaces patrocinados

1 Comment

  1. Las estrellas del espectáculo brillan a tal grado, que otros seres humanos siguen su luz. cuando la luz de la estrella (energía física o comercial) mengua o se agota, ellas intentan permanecer brillando aun a costa de su propia vida.

1 Trackback / Pingback

  1. Bitacoras.com

Los comentarios están cerrados.