Periodistas perseguidos en México: Papa Mayito da la cara (VIDEO)

La mortífera campaña contra periodistas en México es una historia en busca de lectores. Por su crueldad, saña e intensidad debería hacer repicar las campanas de la indignación y la protesta. Los victimarios son tanto criminales como autoridades. Los casos de asesinatos – al menos 31 desde 2010 – acoso, persecución, amenazas contra los trabajadores de la pluma se suceden uno tras otro, y las denuncias abundan, pero muchas veces quedan sin eco. Este es otro caso de periodistas perseguidos en México.

Verónica Calderón, de El País de España,escribe la historia de Mario Segura, un periodista de Tamaulipas de 52 años que también trabaja como payaso. Entonces es Papa Mayito. Y cuenta lo que le sucedió en agosto de 2012:

Dirigía la revista El Sol del Sur y un blog de denuncias, Alerta Oportuna, en Tampico (noreste de México). Por eso lo secuestraron. Lo soltaron ocho días después.

Pero Segura debía haber estado protegido, ya que “es el primer periodista inscrito en el gubernamental Mecanismo de Protección a personas Defensoras de los Derechos Humanos y Periodistas”; pero según denuncia, “no le ha servido de nada”. Aquí está la información sobre el “mecanismo”.

Y detalla:

La Ley para la Protección de Defensoras de los Derechos Humanos y periodistas fue aprobada con solemnidad en el Congreso mexicano en junio de 2012 y fue aplaudida por la Oficina de la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos. Pero el Mecanismo para la Protección a personas Defensoras de los Derechos Humanos y los Periodistas, inscrito en esa legislación, tiene todas sus letras pero no es en absoluto eficaz, denuncia Segura. “Son tres los aspectos en que me deberían proteger. Psicológico, legal y seguridad”. Afirma que en los tres le han incumplido.

El Mecanismo, al que se ha destinado un presupuesto de 300 millones de pesos desde 2012 (casi 23 millones de dólares), no ha atendido el 57,8% de los casos. De las 152 solicitudes que se han recibido, hay 88 expedientes que ni siquiera han sido revisados, según denuncian ONGs. La respuesta gubernamental a los amenazados debe producirse en al menos 10 días. Hay casos que llevan sin atenderse más de año y medio. Hablamos de personas que buscan ayuda porque han recibido amenazas de muerte o han sido secuestradas.

En teoría, este programa exorbitantemente costoso – ya que no ayuda a nadie – debería haberle proporcionado ayuda psicológica. Pero, dice el periodista, “las citas eran desordenadas y además le obligaban a moverse por varios puntos de la enorme Ciudad de México”. ¿Ayuda médica? Le asignaron un centro para la atención de su salud. Fue a medirse el azúcar porque es diabético, pero no tenían equipo para hacerlo, algo que cuesta centavos. La ayuda legal se limitó a charlas con un abogado que le explicó sus opciones sin que medie representación paga por el Estado. ¿Y la protección en sí, concreta, práctica? Es un número de teléfono. Segura dice que no cree que funcione. Es todo, pese a que las amenazas siguen.

¿El motivo de la persecución?

Segura está convencido de que lo secuestraron por las acusaciones de corrupción política y de vínculos entre Gobierno y narco que, afirma, son comunes en Tamaulipas. El exgobernador Tomás Yarrington es acusado en EE UU de aceptar sobornos de los dos carteles que pelean Tamaulipas y de lavado de dinero. Yarrington, que militaba en el oficialista Partido Revolucionario Institucional (PRI) antes de ser suspendido en 2012, afirma que las acusaciones son parte de una “persecución política” en su contra. La justicia estadounidense e Interpol lo califican de “prófugo”.

Segura tuvo que huir. La organización de defensa a los periodistas Artículo 19 le “pagó el vuelo y el hotel por tres meses”. El sitio de denuncias Alerta Oportuna ya no existe. Es uno de muchos. Solo que Papa Mayito da la cara. Aquí está su entrevista:

Mario Segura from Article19 on Vimeo.

1 Trackback / Pingback

  1. Bitacoras.com

Los comentarios están cerrados.