Otra Reina al grupo anti LGBT

La actriz mexicana Karyme Lozano fue coronada reina del Desfile del Orgullo Gay de San Francisco en 2008. Por eso me sorprendió descubrir que ahora se ha incorporado a la Asociación Latina por los Principios Conservadores en una nueva iniciativa en beneficio de la conservadora radical Carly Fiorina, quien aspira quitarle el puesto a la Senadora Barbara Boxer, quien apoya la igualdad completa para personas lesbianas, gay, bisexual y transgénero (LGBT).

En una conferencia de prensa esta semana en el hotel Millennium Biltmore en Los Angeles, aquel grupo conservador latino de Washington DC anunció una nueva campaña, nombrado “Tus valores,” cuya meta es recaudar un millón de dólares para atraer a California sus políticas tóxicas y  ayudar a elegir a candidatos en contra de la igualdad, como Fiorina.

Aunque es preocupante ver Karyme Lozano despreciar el amor que le deparó  la comunidad LGBT, lo es aún más verla con un grupo que falsamente propaga a los valores latinos de familia y tradición como rígidas convicciones conservadoras. Además, parece que Lozano, quien sirve en el comité consultivo del grupo latino conservador junto con el actor Eduardo Verastegui, quien en 2008 hizo trabajo para quitarle el derecho al matrimonio civil a parejas del mismo sexo, se ha abocado a activar en favor de grupos de odio.

La Asociación Latina por Principios Conservadores, un proyecto de American Principles in Action, dio a conocer que recibió una importante contribución del grupo anti-LGBT la Organización Nacional para el Matrimonio. Sin embargo, tal como informa el periódico LA Times, ninguno de los grupos involucrados en la iniciativa para recaudar fondos han “presentado registros financieros con el Servicio de Impuestos Internos (IRS) – ni están obligados a hacerlo”. Lo que sí sabemos es que estos grupos continuarán inyectando su dinero en las campañas de los candidatos que se oponen a la igualdad, con el fin de influir las opiniones de los votantes. Su objetivo es ahora llegar a los 13 millones de latinos que viven en California.

Lo que se espera en los próximos meses es una repetición de mucho de lo que se vio durante las elecciones de 2008. Estos grupos seguirán contribuyendo la retórica anti-LGBT ya presente en los medios de comunicación a través de la difusión de las mismas mentiras viciosos y tácticas de intimidación utilizadas durante la campaña de la Proposición 8.

Aunque bien sabemos que la gran mayoría de los latinos nos identificamos  como católicos, también hemos aprendido que somos propensos a apoyar al derecho al matrimonio civil para las parejas del mismo sexo. Entre los latinos que se identifican como católicos, el 57 por ciento apoya la libertad al  matrimonio. Además, gracias a los esfuerzos de los californianos que continúan trabajando para ganar de nuevo el derecho al matrimonio para todos, hemos visto un aumento en el apoyo al derecho de matrimonio civil para parejas del mismo sexo. De hecho,  la mayoría de los latinos está ahora en apoyo de este derecho.
En el último año, se ha realizado un progreso considerable en la opinión pública en cuestión de la igualdad en el matrimonio civil, pero aún nos queda mucha tarea. No podemos permitir que nuestro “estado dorado”, uno de los que más protecciones integrales proporciona a personas LGBT,  sea víctima de la plaga del miedo y la hostilidad. No debemos sentirnos  satisfechos con las encuestas en nuestro favor. En lugar de ellos tenemos que seguir trabajando juntos y redoblar nuestros esfuerzos. La lucha por la igualdad completa para todos requiere nuestro compromiso conjunto, para así impedir la importación de odio en nuestro estado por Lozano, Verastegui y su grupo anti-LGBT.

1 Trackback / Pingback

  1. Bitacoras.com

Los comentarios están cerrados.