Navidad o la historia del Dios Sol

***
[ad#Google Adsense 468 x 60 created 07/02/10]
**

Nicolas de Bari: Papá Noel

Supuestamente en Navidad festejamos el cumpleaños de Jesús, pero realmente no se conoce exactamente el día del nacimiento de Jesús (ya que los datos cronológicos no son exactos y las fuentes históricas no mencionan fechas, como es el caso de la Biblia, se cree que Jesucristo nació hacia la primavera, fines de marzo o abril, y probablemente entre tres y cinco años antes de lo que fija nuestra era contabilizadora). Sin embargo, el Papa Julio I estableció la fecha del 25 de diciembre, día próximo a muchas fiestas del solsticio de invierno para la iglesia de Oriente, fijando así la solemnidad de Navidad en esta fecha.

Usted se preguntara ¿por qué esa fecha? Simplemente por respetar las costumbres de la época.

Los romanos festejaban el 19 de diciembre el Saturnal Romano en honor de Saturno, dios de la agricultura, que se celebraba durante siete días de bulliciosas diversiones. Esta fiesta comenzaba el 17 y terminaba el 23 de diciembre, con grandes banquetes, donde la comida, el vino y el sexo, tenían un protagonismo importante, y el día 25 de diciembre era la fiesta de la exaltación del Sol, donde debían ayunar, estaba prohibido beber alcohol y tener sexo. La única misión del día era rezarle al dios Sol. Por esa razón los primeros cristianos eligieron esta última fecha, por considerarla Santa, para hacerla coincidir con el nacimiento de Jesús, su propio Dios Sol.

Recién en el año 221, en la obra Chronographiai (Cronografías), Sexto Julio Africano popularizó el 25 de diciembre como la fecha del nacimiento de Jesús. Para la época del Concilio de Nicea I en 325, la Iglesia Alejandrina ya había fijado ese día como el Díes nativitatis et epifaníae (Día de Natividad y Epifanias). El papa Julio I pidió en el 350 que el nacimiento de Cristo fuera celebrado el 25 de diciembre, lo cual fue decretado por el papa Liberio en el 354.

Por supuesto que los cristianos querían festejar el cumpleaños de Jesús con una fiesta, y no con ayuno, así que comían y brindaban la noche anterior, 24 de diciembre, y comenzaban el día 25 de diciembre concurriendo a la iglesia donde se oficiaba una gigantesca misa en honor a Jesús.

La primera mención de un banquete de Navidad en tal fecha en Constantinopla, data de 379, bajo Gregorio Nacianceno. La fiesta fue introducida en Antioquía hacia 380, en Jerusalén en el siglo IV, y el banquete de diciembre alcanzó Egipto en el siglo V.

Santa Claus y otros agregados

Belenes

San Francisco de Asís fue el creador de los Belenes o Nacimientos, que consisten en la representación del nacimiento de Jesucristo, mediante una maqueta de Belén y sus alrededores, en la que las figuras principales son el establo en donde nació Cristo, la Sagrada Familia, los animales y los pastores.

Arboles

En el siglo VII, un monje inglés utilizó un abeto triangular para describir la Santísima Trinidad (Dios Padre, Hijo y Espíritu Santo) mientras enseñaba la Palabra de Dios en Alemania. En los comienzos, los alemanes veneraban el roble, aunque pronto lo cambiaron por el abeto, viéndolo como el árbol de Dios. Siglos más tarde, se convirtió en el símbolo del cristianismo.

Recién en el año 1510, el primer árbol de Navidad fue decorado en Riga, Latvia. Poco tiempo después, Martin Lutero decoró un árbol con velas para explicar a sus hijos cómo brillan las estrellas por la noche, más adelante en ese siglo, se establecieron mercados navideños en toda Alemania; allí se podían adquirir regalos, comidas y elementos decorativos, como por ejemplo adornos y galletas de jengibre.

Santa Claus

Papá Noel, San Nicolás, Santa Claus, Viejito Pascurero, Padre hielo, es realmente el obispo Nicolás de Bari, que nació en el siglo IV en Turquía, y llego a ser obispo de Turquía, Grecia y Rusia. El obispo Nicolás falleció el 6 de diciembre del año 345, puesto que esa fecha está muy próxima a la Navidad, se decidió que San Nicolás era la figura perfecta, enviado de Jesús, para repartir regalos y golosinas a los niños el Día de Navidad.

A partir del siglo XIX es cuando la Navidad empieza a popularizarse con el carácter comercial que tiene hoy día, pues en este siglo se popularizó la costumbre del intercambio de regalos, se creó a Santa Claus y con el tiempo la mercadotecnia aprovecharía para expandir la Navidad por el mundo dándole un carácter casi distinto al religioso, y con temas que poco o nada tienen que ver con la verdadera celebración navideña, tal y como sucede con los osos polares y focas de la Coca-Cola.

Villancicos

En el siglo XIV los pueblos germanos (alemanes y suizos) y los ingleses, introducen los villancicos, canciones o cantos alusivos al nacimiento de Cristo o a la Sagrada Familia, algunos como Noche de Paz tienen versiones en varios idiomas o ritmos, con el mismo o distinto nombre.

Tarjetas

En ese siglo XIX, precisamente en 1843 en Londres, John Callcott Horsley, comienza la idea de las tarjetas navideñas, que impone la costumbre que, además de los regalos, se intercambien postales o tarjetas de felicitación por motivo de las fiestas de Navidad y Año Nuevo.

Agregados Latinoamericanos

Posadas

Las Posadas son la serie de fiestas populares que recuerdan el trayecto de San José y la Virgen María para llegar a Belén. Estas celebraciones tienen lugar del 16 al 24 de diciembre en México y Centroamérica.

Flor Roja

La Flor de Nochebuena es una flor de origen mexicano de uso decorativo de las fiestas decembrinas.

Feliz Navidad para todos.

La acción de dos santos, Juan Crisóstomo y Gregorio de Nacianceno, fue decisiva para que finalmente se declarara como fecha del nacimiento de Jesús, el día 25 del mes de diciembre.

Esto era una clara muestra de que la iglesia continuaba con su estrategia de manipular ritos paganos ya existentes para eliminarlos, pero evitando el descontento masivo por la ausencia de negación oficial de los mismos.

La figura de Papá Noel (Santa Claus, Sinterklaas o Pere Noel según el país), al parecer estaría inspirada en la vida del obispo de Mira – en la actual Turquía- conocido hoy como San Nicolás, cuya inmensa popularidad por su bondad y generosidad con los pobres estableció la creación de un mito para la navidad.

Cuando en invierno los árboles perdían sus hojas, los germanos los vestían para que los espíritus buenos que en ellos habitaban regresaran pronto. Los adornos más comunes eran manzanas o piedra pintadas, eso fue el origen de los adornos, las bolas de cristal se incorporan alrededor de 1750 en Bohemia.

Al mismo tiempo, se celebraba en el Norte de Europa una fiesta de invierno similar, conocida como Yule, en la que se quemaban grandes troncos adornados con ramas y cintas en honor de los dioses para conseguir que el Sol brillara con más fuerza.

Buena parte de la tradición del árbol de Navidad, en cambio, tuvo su origen en una leyenda europea: se dice que durante una fría noche de invierno, un niño busco refugio en la casa de un leñador y su esposa, que lo recibieron y le dieron de comer. Durante la noche el niño se convirtió en un ángel vestido de oro: era el niño Dios. Para recompensar la bondad de los ancianos, tomo una rama de un pino y les dijo que la sembraran, prometiéndoles que cada año daría frutos. Y así fue: aquel árbol dio manzanas de oro y nueces de plata.

Fue San Francisco de Asís quien populariza la costumbre de armar un pesebre. En su viaje a Belén, en el año 1220, quedo asombrado por la manera como se celebraba allí la Navidad. Entonces, cuando regresó a Italia le pidió autorización al Papa Honorio III para representar el nacimiento de Jesús con un pesebre viviente. A partir de ese momento, la tradición se extendió por Europa y luego por el resto del mundo. Hoy Papá Noel, el arbolito y el pesebre son los símbolos universales de la Navidad.

La escena que representa el nacimiento de Cristo se fue completando con el paso del tiempo. Principio del siglo IV: Cristo en un pesebre y habían solamente una vaca y un asno. A fines del siglo IV: Se agregan una estrella, Virgen María, recién a partir del año 431, con el Concilio de Efeso, aparece en el centro de la imagen.

La aparición de Papá Noel también llamado Santa Claus. Como la tradición del árbol navideño o la representación del pesebre, son costumbres que provienen de la leyenda como de la realidad analizadas anteriormente.

La costumbre fue recibida con entusiasmo por el resto de los países europeos y posteriormente, desembarcó en el continente americano. Otro factor típicamente navideño son los villancicos, que ya existían antes de la moderna fiesta navideña. Los cánticos originales se compusieron mayormente en el siglo XIX. Luego su auge llevó al nacimiento de tantos otros.

La primera tarjeta navideña se imprimió en el año 1846 en la ciudad de Londres, Inglaterra. Muchos años más tarde aparece la mítica figura de Santa Claus, con su trineo tirado por renos y cargado con enormes sacos con juguetes, que obsequiaría a los niños que tuvieran buenas actitudes. Este personaje navideño es un invento de los Estados Unidos, sin embargo, la leyenda que habla de Papá Noel es mucho más antigua y no es estadounidense.

Hasta la semana próxima.

1 Trackback / Pingback

  1. Bitacoras.com

Los comentarios están cerrados.