MAXIMAS Y MINIMAS: La mejor manera de sorprender a la esposa es frecuentemente

Enlaces patrocinados

Esta es la parte 48 de un total de 97 partes en la serie Aforismos / Rafael Carvajal

***
[ad#Google Adsense 468 x 60 created 07/02/10]
***

Mientras los días se me gastan en momentos que no volverán, las noches se me pasan entre sueños que no serán.

No saber lo bueno, es malo. Saber lo malo, no es bueno.

Egipto se levantó para dejar saber al mundo de que su pueblo no estaba oprimido sino dormido.

La vejez no viene sola, con ella también llegan los achaques… del alma.

Quienes figuran en listas de desaparecidos, están ahí porque para un gobierno eran personas demasiado listas.

Mandamiento obvio: no aparecer en la casa de tu pareja con la valija en la mano después de la tercera cita.

Hay los que entienden mal y los que entienden peor.

El corazón nunca será libre mientras permanezca tras una jaula de huesos.

Hay países donde el idiota se hace gobernador, el estúpido se hace alcalde y el imbécil se hace presidente.

La mejor manera de sorprender a la esposa es frecuentemente.

A preguntas necias, respuestas torpes.

Definición de Materialista: Ser humano que sólo siente calor humano por todo aquello que no es humano.

***


Series NavigationMAXIMAS Y MINIMAS: El que no ha fracasado, no ha hecho el esfuerzoMAXIMAS Y MINIMAS: El que aprende a reírse de sí mismo, nunca le faltará motivo para reírse
Rafael Carvajal

Rafael Carvajal

Rafael Carvajal nació en Bogotá, Colombia. Tras cursar estudios de periodismo en su país, se radicó en Los Angeles, California. Sus escritos han sido publicados en revistas y periódicos tanto en Estados Unidos como en Colombia. Su forma de esribir denota una mezcla de filosofía lógica con humor absurdo. Es miembro fundador de la peña literaria La Luciérnaga de Los Angeles.
Rafael Carvajal

Enlaces patrocinados

1 Trackback / Pingback

  1. Bitacoras.com

Los comentarios están cerrados.