MAXIMAS Y MINIMAS: La limosna es un gesto de relaciones públicas para con Dios

Esta es la parte 40 de un total de 95 partes en la serie Aforismos / Rafael Carvajal

Your ads will be inserted here by

Easy Plugin for AdSense.

Please go to the plugin admin page to
Paste your ad code OR
Suppress this ad slot.

A ningún gobierno le gusta cuando alguien dice la verdad, por eso al que la dice lo llaman insurgente, activista, inconforme, rebelde o simplemente mentiroso.

Gracias a la televisión, la violencia entra a casa.

La limosna es un gesto de relaciones públicas para con Dios.

Aunque aumenten el salario, seguirá siendo mínimo.

Para el Papa el anticonceptivo es algo inconcebible.

Frase histérica: Si las sociedades se fijaran objetivamente, se darían cuenta de que somos casos olvidados. (El desamparado).

Your ads will be inserted here by

Easy Plugin for AdSense.

Please go to the plugin admin page to
Paste your ad code OR
Suppress this ad slot.

Mientras que en la mujer todo es bello, en el hombre todo es vello.

De tanto estar sentados, los periodistas terminan siendo víctimas de la columna.

Cuando se cambia la hora, los gallos quedan como gallina sin cabeza.

La indecisión se apodera de quienes deciden.

Una persona gorda en posición recta es la cuadratura del círculo.

Definición de Bahía: Porción de agua rodeada de hoteles.


Series NavigationMAXIMAS Y MINIMAS: Con el bisturí, los cirujanos defienden la vidaMAXIMAS Y MINIMAS: Señor, ¿para qué creaste la humanidad?
Rafael Carvajal

Rafael Carvajal

Rafael Carvajal nació en Bogotá, Colombia. Tras cursar estudios de periodismo en su país, se radicó en Los Angeles, California. Sus escritos han sido publicados en revistas y periódicos tanto en Estados Unidos como en Colombia. Su forma de esribir denota una mezcla de filosofía lógica con humor absurdo. Es miembro fundador de la peña literaria La Luciérnaga de Los Angeles.
Rafael Carvajal
Acerca de Rafael Carvajal 131 Articles
Rafael Carvajal nació en Bogotá, Colombia. Tras cursar estudios de periodismo en su país, se radicó en Los Angeles, California. Sus escritos han sido publicados en revistas y periódicos tanto en Estados Unidos como en Colombia. Su forma de esribir denota una mezcla de filosofía lógica con humor absurdo. Es miembro fundador de la peña literaria La Luciérnaga de Los Angeles.