MAXIMAS Y MINIMAS: La guerra es una imbecilidad solo comparable a la arrogancia con que la defendemos

Enlaces patrocinados

Esta es la parte 18 de un total de 97 partes en la serie Aforismos / Rafael Carvajal

Nadie es tan rico que no pueda vivir sin sonreir, y nadie tan pobre que no lo merezca.

Los bebés de hoy serían los jóvenes que se evitaron ayer.

Debemos estar agradecidos de que Dios nos dio lo que tenemos sin habérselo pedido.

La inflación hace que el bolsillo de desinfle.

Entre más violencia veo en el mundo, más me convenzo de que el hombre merece descender del animal.

Mandamiento obvio: no hablar por el celular mientras se habla con la cajera del banco.

Los que dicen haber “nacido de nuevo”, ¿tendrán dos ombligos?.

Toda mujer aspira a un futuro con aspecto de médico, abogado o ingeniero.

La guerra es una imbecilidad solo comparable a la arrogancia con que la defendemos.

Las viudas amargadas parecen suegras malhumoradas.

Definición de Instante: Tiempo transcurrido entre el cambio de luz del semáforo y el pitazo del que está detrás.

Series NavigationMAXIMAS Y MINIMAS: En las iglesias se arrepienten los culpables y se casan los inocentesMAXIMAS Y MINIMAS: Los muertos, en el recuerdo, están vivos
Rafael Carvajal

Rafael Carvajal

Rafael Carvajal nació en Bogotá, Colombia. Tras cursar estudios de periodismo en su país, se radicó en Los Angeles, California. Sus escritos han sido publicados en revistas y periódicos tanto en Estados Unidos como en Colombia. Su forma de esribir denota una mezcla de filosofía lógica con humor absurdo. Es miembro fundador de la peña literaria La Luciérnaga de Los Angeles.
Rafael Carvajal

Enlaces patrocinados

1 Trackback / Pingback

  1. Bitacoras.com

Los comentarios están cerrados.