Leer entrada anterior
toilets
El amante ilegal

Te juro Soledad, que era un asco. Por tres días estuvo viniendo para acá. Se chupaba los muslos, el torso...

Cerrar