Colaboraciones

José Manuel Rodríguez, cuentista y poeta, esboza en ‘Espiral al infierno’ el descenso, el descalabro en el camino del cruce migratorio, la represión y el cautiverio del destino ciego.

Néstor Fantini, en ‘Aprendiendo de la crisis argentina’, halla un paralelo -peligroso pero también esperanzador- entre lo que se vivió en la Argentina y la crisis en ciernes en Estados Unidos.

Desde Alemania, el escritor Ricardo Bada envía una columna que en vísperas de la toma de posesión del próximo presidente nos deja mareados y embelesados: ‘El que viene es 43’.

El cuento de Julio Benítez,  ‘El hombre que vino de Nueva York’, forma parte de una coleccion en donde todas las historias suceden en Los Angeles, particularmente en el Valle de San Fernando, lo reflejan y lo representan.

Eduardo Stanley, veterano periodista de Fresno, escribe sobre la problemática de los pequeños transportistas, víctimas de nuevas regulaciones medioambientales que favorecen marcadamente a las grandes corporaciones, en ‘Futuro incierto para pequeños transportistas’.

Saraí Ferrer nos hace sentir en México, DF, en Navidad, rodeada de los olores conocidos y la gente de uno reconfortándolo, cobijándolo, porque luego se vuelve aquí, en ‘Una chilanga del Inland Empire en el DF’.

Gabriel Lerner, en ‘Un asesino como espejo’, razona que Bruce Pardo, el Papá Noel que mató en Navidad  a su ex esposa y familiares, un desocupado, padre ausente, divorciado, poseedor de armas, desesperado puede ser cualquiera de nosotros.