El tránsito de Cuba a la democracia

Esta es la parte 14 de un total de 21 partes en la serie Conversando con Cesar Leo Marcus

Your ads will be inserted here by

Easy Plugin for AdSense.

Please go to the plugin admin page to
Paste your ad code OR
Suppress this ad slot.

[ad#iTunes-3]

Algunos gobiernos como el de Ecuador, Venezuela, Nicaragua, Bolivia o Argentina se enfurecieron cuando los organismos internacionales los señalaron como los países más corruptos de América, pero los medios de comunicación no encabezaron sus informativos o periódicos con estas noticias. En realidad, en casi ningún medio se habla hoy sobre la corrupción del gobierno cubano, antes con Fidel Castro y ahora con Raúl Castro.

Después del fracasado Congreso del Partido Comunista Cubano donde se tomaron medidas para que nada cambie, muchos blogueros a los que el gobierno de la isla acusa de traidores, informan que los sobornos, mordidas y comisiones ilegales son parte de la vida cubana. En medio de la penuria y tras más de medio siglo de castrismo, se describe la sumisión de la jerarquía de la Iglesia al régimen cubano a cambio de algunas concesiones.

“La corrupción en Cuba ha avanzado hasta tal punto que se ha convertido en un fenómeno generalizado que alcanza a altos funcionarios, miembros del Partido Comunista Cubano (PCC) y profesionales sin adscripción política”, dice el periódico español El País, y explica: “Existen comisiones ilegales cobradas por funcionarios a cambio de concesiones y cuyo monto es depositado en cuentas en bancos extranjeros”. El informe recoge la información proporcionada sobre este asunto por un empresario suizo: “un contrato de un millón de dólares supone, para el comisionista cubano 100.000 dólares en un banco estadounidense o europeo”.

Los policías son famosos por aceptar sobornos tras imputar a los conductores de transgresiones, existentes o inexistentes, lo que ha llevado al gobierno a renovar las filas del cuerpo continuamente. Pero a medida que el tiempo pasa, las nuevas plantillas llegan a ser tan corruptas como las antiguas y hay que incorporar otra nueva tanda para reemplazarles. En este punto la corrupción policial en Cuba es una herramienta de supervivencia aceptada, porque los mandos medios policiales perciben un salario de 18 dólares al mes, que no alcanza para vivir.

Pese a las campañas y sanciones oficiales contra las prácticas corruptas, que incluyeron el despliegue de 30.000 jóvenes del PCC y de la Liga de Estudiantes para inspeccionar gasolineras y libros de contabilidad del sector hotelero, esas prácticas “reinan” en Cuba, donde la mayoría de sus once millones de habitantes trabaja en empresas del Estado, al mando de todos los recursos en oficinas, almacenes y escaparates.

Según el ex embajador español Carlos Alonso,

“La corrupción es necesaria para sobrevivir, y cuando en la mayoría de los países de América Latina, un escándalo de corrupción consiste en que una persona robe once millones de dólares, en Cuba es que cada uno de los once millones de cubanos robe un dólar”.

Your ads will be inserted here by

Easy Plugin for AdSense.

Please go to the plugin admin page to
Paste your ad code OR
Suppress this ad slot.

 

Para algunos las prácticas corruptas incluyen el soborno, la malversación de los recursos estatales y las falsificaciones contables. Por ejemplo se destaca que muchos de los puestos laborales más rentables suelen ser asignados sobornando al funcionario que decide, por ejemplo, un trabajo con acceso a una gasolinera puede costar miles de dólares, pues permitirá al beneficiario traficar con el combustible. Un trabajo en el sector turístico con acceso a las propinas puede costar cientos de dólares, y conseguir un trabajo en la empresa estatal importante costaría más de 500 dólares.

En otro orden, los Comités de Defensa de la Revolución (CDR), que están a cargo de la distribución gratuita de determinadas mercancías importantes, (televisores, refrigeradores, etc.), aplican el mismo criterio a la hora de asignar los productos, decidiendo el monto del soborno y transformando una distribución “gratuita” en un remate al mejor postor.

Hoy el robo y la corrupción de supervivencia son generalizados en los sectores del turismo, el transporte, la construcción y la distribución de alimentos, que funcionan en paralelo a un mercado negro del cemento, la pintura y la madera. Incluso se sabe de clínicas clandestinas, dirigida por médicos del Ministerio de Salud y equipada con material robado al Estado.

Probablemente usted, amigo lector, piense que en su país pasa lo mismo, pero se supone que esto no debería ocurrir ni en su país y menos en Cuba, donde nos venden la idea de un gobierno “socialista”, ya que se supone que muchos servicios y alimentos son gratuitamente proveídos por el estado. El tema llega hasta la mesa de los cubanos, donde el director del centro de distribución de pan colocó a sus amigos en centros decisivos y controla toda la cadena estatal de panaderías, convertido así en un sistema mafioso.

Pero la tan anunciada caída de la dictadura cubana podría quedar simple y sencillamente en la sustitución de un régimen corrupto al estilo socialista por otro igual o más corrupto con rostro capitalista, como ocurrió en Rusia en 1989. Lograr una verdadera transformación democrática en Cuba implica no permitir que lo que allí se instale se parezca a los sistemas políticos y económicos que prevalecen en América Latina. El reto es lograr que se instale una democracia cuya concepción y fundamentos se vincule a la erradicación de la corrupción en las relaciones políticas y económicas de la sociedad cubana.

Por supuesto que este objetivo está muy alejado de lo que, hasta ahora, hemos logrado el resto de latinoamericanos, pues en nuestros países la corrupción no solo no se detiene, sino que ha evolucionado a nuevas y sofisticadas manifestaciones. Hallar formas para enfrentar el problema de la corrupción en Cuba es igual a socavar desde su base misma las dictaduras seudodemocráticas políticas y económicas que prevalecen en las sociedades latinoamericanas, como las de Ecuador, Venezuela, Nicaragua, Bolivia o Argentina. En definitiva son cúpulas partidarias que obstruyen la posibilidad de que candidatos honestos y capaces ocupen cargos públicos; son elites económicas que mantienen en cautiverio los mercados y grandes medios de comunicación estatales que siguen desinformando y que no permiten a los medios independientes mostrar la realidad.

La nueva democracia en Cuba equivale a encontrar en el proceso un replanteamiento profundo de nuestros propios patrones democráticos. Esto implica volver a que la rendición de cuentas, la claridad de las reglas, la publicidad de los actos y la participación de los ciudadanos, son el sustento y objetivo de todo acto de gobierno.

La nueva organización del gobierno cubano se debatirá entre la dictadura capitalista china, la mafia capitalista rusa, la seudo democracia corrupta latinoamericana. A menos que se emprenda un nuevo y desafiante camino a la libertad, donde los más capaces y más honestos ocupen los puestos de liderazgo que el pueblo cubano, tanto en la isla como en el exilio,  necesita.

 

Series NavigationLa absurda censura a Mario Vargas LlosaBin Laden, crónica de una muerte anunciada

Cesar Leo Marcus

Cesar Leo Marcus, nació en Buenos Aires, Argentina, en 1951. Realizó estudios sobre periodismo, logística, energías renovables, literatura, economía y sociología, en Sudamérica y Europa. Investigó religiones comparadas en España, Israel, Italia y en la biblioteca Papal del Vaticano. Es profesor invitado en varias universidades y ha publicado más de dos centenares de trabajos en periódicos y revistas de Latinoamérica, EE.UU. y España.
En el 2002 funda la Cámara de Comercio Argentino Californiana, en el 2003 funda la Interamerican High School, donde personas latinas mayores podían estudiar el GED en español y en 2008 funda Windmills Edition, una editorial virtual para publicar libros a bajo costo.
Escribió ocho libros, de los cuales ha publicado cinco. Desde 2003 escribe una columna semanal para La Prensa Hispana del Valle de Coachella, que es levantada por varios periódicos de California, Miami y New York.

Latest posts by Cesar Leo Marcus (see all)

Acerca de Cesar Leo Marcus 30 Articles
Cesar Leo Marcus, nació en Buenos Aires, Argentina, en 1951. Realizó estudios sobre periodismo, logística, energías renovables, literatura, economía y sociología, en Sudamérica y Europa. Investigó religiones comparadas en España, Israel, Italia y en la biblioteca Papal del Vaticano. Es profesor invitado en varias universidades y ha publicado más de dos centenares de trabajos en periódicos y revistas de Latinoamérica, EE.UU. y España. En el 2002 funda la Cámara de Comercio Argentino Californiana, en el 2003 funda la Interamerican High School, donde personas latinas mayores podían estudiar el GED en español y en 2008 funda Windmills Edition, una editorial virtual para publicar libros a bajo costo. Escribió ocho libros, de los cuales ha publicado cinco. Desde 2003 escribe una columna semanal para La Prensa Hispana del Valle de Coachella, que es levantada por varios periódicos de California, Miami y New York.

6 Comments

  1. Muchas Gracias Flor Marina Castellanos, Roberto Alvarez Quinones y Roberto Feria, por leer mis articulos, me alegra saber que existen muchos latinoamericanos que deseamos que desaparezca la corrupcion en nuestros paises y en el mundo. Creo que la clave y el secreto esta en la educacion y ejemplo que le damos a nuestros hijos, porque de ellos depende el futuro del mundo. Dios quiera que asi sea.
    Cesar Leo Marcus

  2. Muy bueno este articulo pues se habla mucho de la corrupcion en Mexico, Argentina, Colombia, venezuela, pero nunca se habla de la corrupcion en Cuba, porque en Cuba no hay transparencia informativa y solo se sabe lo que publica el gobierno. La dictadura castrista ha creado en la isla una verdadera cultura de la corrupcion en la que como dice la cita es dificil que alguien pueda robarse en un dia millones de dolares, pero los 11 millones de cubanos si pueden que se roben cada uno un dolar y eso son $4,015 millones robados en un ano, en un pais muy empobrecido por el sistema comunista.

  3. Felicito a Cesar Leo Marcus por este excelente analisis de la corrupcion en Cuba. Y me satisface muchisssimo que sea un intelectual argentino, o sea, un analista no cubano quien haga esta reflexion. Creo que es una de las mejores cosas que he leido sobre la corrupcion que impera en la Cuba de los Castro y de la cual el mundo conoce muy poco o nada. Es perfectamente posible que ocurra lo que dice Leo de que la dictadura castrista sea sustituida por otra tipo rusa o china. No es lo que queremos los cubanos, pero obviamente no puedo negar de que es posible que ocurra. Ojala que no.

  4. La corrupción es el peor cáncer de las naciones. Acá en Colombia es aberrante, pero se investiga sólo al sector que se quiere destruir.Pero si los corruptos son de alta alcurnia, se les tapa, se les favorece y se les rebajan tanto las penas que al final les quedamos debiendo.

  5. Estimada Maria, gracias por leer mis articulos y comentarlos.
    Estoy totalmente de acuerdo con Usted respecto a la economia alemana, pero para importar el sistema aleman a latinoamerica, incluido Cuba, deberiamos importar alemanes, es decir deberiamos importar ciudadanos alemanes, con su mentalidad y aunque lo logremos no creo que resulte.
    Recordemos que el pueblo aleman es disciplinado, obediente de las leyes, extremadamente pragmatico y muy estructurado en su forma de ver la vida, (incluso Hitler supo aprovecharse de estas cualidades naturales germanas).
    En cambio los latinoamericanos somos mayoritariamente descendientes de indigenas (desconfiados y con razon) y de espanoles (anarquicos por naturaleza), y esta mezcla nos hace exactamente contrarios a la idiosincracia alemana.
    Somos por naturaleza indisciplinados, no respetamos las leyes, vivimos mas del deseo que de la realidad, y por sobre todo deseamos que las cosas se hagan a nuestro modo, aunque para ello debamos pagar “una mordida”.
    Por esa razon a pesar que coincido con su posicion de importar a latinoamerica la metodologia de gobierno aleman, creo que nuestra forma de ser la llevaria al fracaso.
    Atentamente Cesar

  6. Putin se las arregló para botar a los que comenzaban a llevar al país al neoliberalismo, a la especulación ruinosa, al monopolio y al frenesí financista, pero la economía rusa aún está dislocada. El sistema mixto de la democracia alemana, capitalismo supervisado y democracia socialcristiana, es uno de los sistemas mixtos que están funcionando en el mundo, propiciando el bienestar y seguridad de la mayoría de la población y no sólo del 5% del tope (financieros y megacorporaciones que compran a los gobernantes a través de contribuciones electorales), así como el crecimiento equilibrado de la economía en los sectores productivos y no en la cúpula de especulación financiera, robo, “burbujas” que terminan por estallar a un costo billonario que los banqueros criminales NO pagan sino que corre a cuenta de la población ya endeuda al máximo con guerras innecesarias y consumo estúpido de porquerías. Angela Merkel ofrece logros concretos y estabilidad. Es de esperar que Cuba vaya adaptando características de varios modos de producción y, con el genio cubano tan especial, logre algo propio que le sirva para ir creciendo en las áreas claves sin que la gente tenga que seguir esperando para tener un nivel de vida decente como el que les corresponde, pero sin perder tampoco los logros sociales de salud y educación. Un modelo mixto, no una sociedad de “libre” mercado sino una sociedad de mercado social, flexible, abierta a correcciones y adaptaciones.

1 Trackback / Pingback

  1. Bitacoras.com

Los comentarios están cerrados.