El esclavo del elevador trasero

***

[ad#Google Adsense-2]

***

678 Greenwich

Ahí está sentado en el elevador de servicio. Es ni más ni menos que Sir Charles Mc Fee, dueño de cuatro edificios de Tribeca. Un día, sin decirle a nadie, llegó a Nueva York de negocios y se quedó para siempre trabajando en el elevador trasero del edificio más alto de 678 Greenwich, labor que le encanta, que lo excita. Ser el esclavo y sirviente de los transeúntes y visitantes del 678 de Greenwich es lo más sublime, lo más exótico, lo más erótico que le ha pasado en sus 68 años de vida.  Nunca nadie ha preguntado qué le pasó. Se habrá chalado un día. Nadie verdaderamente se molesta en averiguar. Lo único que saben es que Charles Mc Fee, dueño de cuatro edificios de Tribeca llega a las 7:00 am y se va a las 8:00 pm, saluda a los visitantes y oficinistas, diseñadores y ejecutivos de su edificio, les hace una reverencia, les reparte el correo y les carga, feliz de la vida, las cajas a cada una de las oficinas sin jamás pedir un céntimo de propina.  Acepta humillaciones y burlas de los policías y repartidores de los restaurantes que lo conocen y descubren, poco a poco, las funciones redentoras de su erótico pasatiempo.

Cuando a Wilfredo Pérez le pagan una mala propina, lo esquiva la novia o simplemente el jefe italiano lo insulta, espera el fin de su turno 678 Greenwich. Como sabe la historia y conoce a los conserjes toma el elevador de carga para saludar a Sir Charles. Sube con él hasta el doceavo piso con una caja enorme que deja en el suelo. Al bajarse le pide que tome la caja y lo acompañe a una de las oficinas donde sabe que no trabaja. No importa. El rito redentor funciona.  Sir Charles Mc Fee, dueño de cuatro edificios de Tribeca, levanta la caja y lo sigue religiosamente. Wilfredo Pérez siente la voz que le deja la caja en la puerta. Wilfredo Pérez lo escupe, lo humilla, lo putea.  Mc Fee se siente morir de tanta felicidad.

“Here you go, anytime you please Sir. thank you thank you”, dice Mc Fee, mostrando el set completo de sus dientes de cerámica inglesa. Any time, Sir Charles, dice Pérez a de Sir Charles Mc Fee, dueño de cuatro edificios de Tribeca.

***

1 Trackback / Pingback

  1. Bitacoras.com

Los comentarios están cerrados.