María Luisa Arredondo: cuando las autoridades mienten

ayotzinapa
Diego Simón / Cuartoscuro.com

De LatinoCalifornia.com

El enfrentamiento del pasado 12 de enero en Iguala, cuando los padres de los normalistas desaparecidos de Ayotzinapa se enfrentaron a efectivos del Batallón 27 por considerar que éstos participaron en la desaparición forzada de sus hijos, es una fuerte llamada de atención de lo que se puede avecinar si esa tragedia no se aclara debidamente.

Aunque por fortuna no hubo víctimas mortales, el enfrentamiento terminó con varias personas seriamente lesionadas, entre ellas dos padres de familia, un estudiante y un periodista. Luego del altercado, el gobierno federal anunció que daría permiso a los familiares para visitar los cuarteles de ese batallón.

Se trata, claro está, de una medida desesperada de las autoridades para intentar calmar los ánimos. Pero es un arma de doble filo. Si no cumplen pronto con esa promeMarsa, el asunto se complicará más, pues se acrecentarán las sospechas sobre la posible participación del Ejército en la desaparición de los estudiantes.