BIENES RAICES: La responsabilidad en la renta

Enlaces patrocinados

Esta es la parte 39 de un total de 47 partes en la serie Bienes raíces / Tony Ruano

[ad#Google Adsense 728×90]

 

Son pocas las personas que alquilando una propiedad recuerdan sus obligaciones para con el propietario del inmueble, durante el tiempo de ocupación y al momento de hacer entrega de la misma. No faltan los dueños que también olvidan sus deberes para con los inquilinos, a los que están supuestos a brindar un servicio eficiente en todo momento.

La queja que escucho con más frecuencia, de parte de los propietarios, es que los inquilinos no pagan su renta cuando les corresponde. Esta actitud produce inestabilidad financiera, puesto que el dueño de la propiedad debe cumplir con obligaciones que están estrechamente vinculadas con el hecho de la colección de alquileres.

Aparte de ello, existe también la queja de que son frecuentes los daños ocasionados a la propiedad, por aquellos que abandonan el lugar, sin tener consideración de los futuros costos de reparación que dejan detrás de ellos, en su inconsciencia.

Los inquilinos, por su parte, presentan quejas por negligencia en el mantenimiento de la propiedad. Protestan por la demora en responder a cualquier pedido de atención al mantenimiento del inmueble, e inclusive califican de indolente la actitud de muchos dueños a problemas de ambiente y convivencia entre vecinos.

Considerando que la explotación de propiedades inmobiliarias es un negocio como cualquier otro, los dueños deben:

  1. Mantener la propiedad en condiciones que permitan su entero disfrute.
  2. Procurar un ambiente de armonía entre los vecinos del inmueble.
  3. Responder, con la mayor brevedad, a toda llamada de emergencia.
  4. Darle solución, de inmediato, a los problemas que se presenten.
  5. Reintegrar, dentro del tiempo establecido por la ley, los depósitos pertenecientes a los inquilinos, luego de verificar el estado físico de la propiedad desocupada.

Teniendo en cuenta que alquilar una propiedad no es otra cosa que disfrutar de un inmueble, que no nos pertenece ni se puede comprar en esos precisos momentos, con todos los derechos, privilegios y beneficios de un propietario, todo inquilino debe:

  1. Pagar su renta a tiempo.
  2. Mantener la propiedad que disfruta en las condiciones que le fue entregada.
  3. Mantener un ambiente de armonía con los restantes ocupantes de la propiedad.
  4. Dar aviso inmediato, al encargado de la propiedad, de cualquier problema que pueda afectar el disfrute individual o colectivo del inmueble.
  5. Facilitar el acceso, a la propiedad, a inspectores y personal de mantenimiento.
  6. Responder por los daños causados al inmueble.

Si alguien considera que sus derechos han sido violados, mi consejo es obtener los servicios profesionales de un abogado especializado en bienes raíces. Ellos son los que poseen el conocimiento de las leyes que aplican a cada caso.

 

Series NavigationBIENES RAICES: FHA203K, un programa de rehabilitaciónBIENES RAICES: Cómo calificar a un inquilino

J.A. Tony Ruano

Economista. Especializado en mercadeo y finanzas de propiedades inmobiliarias. Desde 1995 su columna “Bienes raíces”, ha sido publicada semanalmente, por los principales periódicos en idioma español en Norteamérica. Tony es autor del libro “Bienes raíces. Manual práctico de compra, venta y administración”

Enlaces patrocinados

1 Comment

  1. asi es, pero hay que recordar: si el dueño del inmueble se hace, pus el inquilino tambien. Si el dueño se pasa, pus uno mas. Y si hay daños al inmueble por el inquilino, pus pa eso el dueño ya te quito 2 rentas adelantadas a la hora de hacer el contrato y que jamas regresan no?. saludo

Los comentarios están cerrados.