BIENES RAICES: Información requerida en préstamos residenciales

[ad#Google Adsense 468 x 60 created 07/02/10]

Gracias a las facilidades crediticias, existentes en Estados Unidos de América, para financiar la compra de propiedades inmobiliarias, la posibilidad de poseer una vivienda propia deja de ser un sueño preciado para convertirse en realidad. La industria de la construcción juega un papel muy importante en la economía nacional y para mantenerla activa y saludable existen instituciones que mueven capitales, tanto privados como estatales, facilitando dineros a todo aquel que califique para comprar un lugar donde residir.

Entre los requisitos que las instituciones financieras requieren, para trabajar en préstamos residenciales, el primero será un contrato de compra-venta totalmente ejecutado por las partes y con las firmas originales de cada participante en la transacción.

Identificaciones personales de los compradores tales como licencias de conducción, tarjetas de identidad con fotos, tarjetas del Seguro Social o documentación similar, deben ser presentadas al momento de iniciar una solicitud de préstamo.

La dirección de la actual residencia del solicitante; así como los lugares en que haya vivido en los últimos dos años, y los números de teléfono de los dueños de las viviendas que hayan sido ocupadas en ese tiempo, en calidad de renta, pueden ser solicitados.

La historia de empleo, por los últimos dos años, de los solicitantes; así como direcciones, números de teléfono y nombres de centros de trabajo y supervisores, será información requerida.

Información relacionada con las declaraciones de impuestos de los solicitantes, en los últimos dos años, tales como formas W-2, y/o formas 1040 del IRS (Servicio de Rentas Internas); así como recibos de pago recientes que verifiquen salarios, deben tenerse a mano para ser presentadas a solicitud.

Informaciones de las instituciones bancarias donde se encuentren los dineros destinados para la compra. Nombre y dirección de las mismas. Números de cuenta y balances; deben presentarse cuando sean solicitadas. Tenga disponible también los estados de cuenta que ha recibido en los últimos tres meses.

Asegúrese de tener toda información correspondiente a saldos en tarjetas de créditos, préstamos, pagos de autos y todo aquello que pueda representar una obligación de pago.

Si posee otras propiedades inmobiliarias, tenga preparada toda información referente a las mismas. Si mantiene préstamos pendientes de pago en alguna de ellas, asegúrese de tener la información correspondiente, en la seguridad que le va a ser solicitada.

Los empleados por cuenta propia deben tener lista además, la siguiente documentación: Declaración de impuestos de los últimos dos años; Estado de Perdidas y Ganancias y un Balance Financiero actual del negocio. Los trabajadores a comisión deben presentar las Declaraciones de Impuestos de los últimos dos años y una prueba reciente de pago que justifique los ingresos declarados.