BIENES RAICES: En busca de oportunidades

Los buscadores de oportunidades son una constante entre aquellos que se inician en el arte de invertir en bienes raíces. Normalmente provienen de cursos y programas que prometen lo que en realidad no se puede obtener. Llegan a ser tan ilógicos en sus aspiraciones y tan agresivos en su forma de actuar, que pretenden comprar propiedades inmuebles por debajo del valor de tasación de las mismas y sin desembolsar, ni tan siquiera, la cuota inicial de entrada; pero hay que tenerles paciencia, puesto que no se trata de una actitud espontánea, sino, de un síndrome adquirido a través de la desinformación.

Un inversionista debe tener en consideración que, actualmente, nadie en su sano juicio regala algo valioso. Hoy, en la era de la cibernética y la informática, las amplias redes de comunicación mundial permiten obtener asesoramiento en cualquier materia imaginable y los bienes inmuebles no son precisamente la excepción.

Sin embargo, la oportunidad de comprar propiedades a buen precio existe. Se encuentra, mayormente en sitios donde por una u otra razón el mercado se deprime. Este tipo de especulación tiene sus particularidades; pero con un análisis cuidadoso, tiempo para esperar una ligera recuperación y una juiciosa proyección futura, resulta algo posible y lucrativo.

Hay quienes buscan oportunidades en las casas reposeídas por las administraciones de Desarrollo Urbano y la de Veteranos o por instituciones financieras. Realmente ese fue un negocio muy lucrativo hace ya algunos años; pero en la actualidad, las condiciones del mercado y las ganancias a obtener no justifican los precios que se pagan.

En las propiedades vendidas por la Administración de Veteranos o por la Agencia de Desarrollo Urbano es frecuente hallar compras por encima del precio de lista de las mismas y de su valor real en el mercado. Son propiedades que en la mayoría de las ocasiones necesitan reparaciones mayores y son entregadas sin garantía alguna en cuanto a estructura, equipos electrodomésticos, posibles violaciones del código de construcción o zonificación.

El costo de acondicionar una propiedad debe ser tomado muy en serio por el inversionista. En ocasiones, al sumar el precio pagado y el monto de las reparaciones hechas en la misma, encontramos que existen, en el mercado, propiedades en mejores condiciones y localización por menos del dinero empleado en el proyecto y sin el gasto de tiempo y esfuerzo que una empresa de esta índole exige.

Es mi consejo, no solicitado, que antes de salir a cazar oportunidades se relacionen con un agente de bienes inmuebles, especializado en este tipo de actividad, un abogado, un tasador y con personas capaces de hacer las reparaciones necesarias.

2 Comments

  1. Estimada Herminia,
    Gracias por tomarte el tiempo de escribir un comentario acerca de mi trabajo. Llevo ya diecisiete años, semanalmente, orientando a las personas sobre el tema y; aunque muchos me llaman y otros me comentan sobre el mismo, alegra saber que una persona de tu estatura intelectual se roba unos minutos de su ocupada existencia, para hacerme saber que debo seguir escribiendo, pues siempre hay alguien que lee mis columnas.
    Un abrazo para ti y para tu esposo Raúl.
    Tony Ruano.

  2. Amigo Tony:
    Hoy tuve la oportunidad de leer este comentario tuyo sobre Bienes Raíces, en el que orientas a los lectores interesados en la compra de propiedas. Aplaudo tus comentarios, son excelentes, ya que se basan en tu sólido dominio del tema, tu experiencia en este campo y la honradez que caracteriza tu proceder. Es Es verdaderamente claro y orientados.

    Herminia D. Ibaceta

1 Trackback / Pingback

  1. Bitacoras.com

Los comentarios están cerrados.