Avanza exitosamente el rescate de los mineros chilenos

Enlaces patrocinados

A las 23:19 horas del martes, se inició el rescate de los mineros chilenos. Prácticamente todas las grandes cadenas informativas del mundo se mantuvieron expectantes a lo largo del día, esperando el momento preciso en que se iniciaría el rescate.

Un poco antes de la medianoche, el primer rescatista, Manuel González, ingresó a la cápsula Fénix y empezó el descenso. El presidente Piñera, encima de la situación, le dio la despedida, mientras algunos rescatistas le pedían amablemente que se hiciera a un lado para no entorpecer las labores. Los familiares cantaron la canción nacional a viva voz, mientras la polea se movía lentamente a través del trapecio. La velocidad de giro fue constante e hizo descender la cápsula Fénix a razón de un metro por segundo. Tras 16 minutos, la cápsula llegó al fondo de la mina, a 624 metros de profundidad. Una cámara predispuesta en el fondo y una fuerte iluminación permitió que todos los telespectadores contempláramos ese anhelado instante. El rescatista abrió la cápsula y los mineros lo abrazaron con gran efusión. Era la primera persona externa a ellos que veían en 70 días.

Acto seguido, fue introducido en la cápsula el primer minero en ser rescatado, Florencio Ávalos, de 31 años. Una vez cerrada la cápsula y dado el aviso, fue ascendido a la misma velocidad programada y en algo más de quince minutos apareció en la superficie, desatando el júbilo de los familiares presentes, del presidente Piñera y su esposa, de los ministros, de los rescatistas y de todos los espectadores que seguían en vivo la hazaña desde buena parte del planeta. El griterío de alborozo y los bocinazos de los autos se escucharon en cada ciudad de Chile. No había lugar más que para la celebración, pues ya se auguraba que el resto de la operación se haría con igual éxito. La gran mayoría de la población chilena se mantuvo emocionalmente comprometida con los mineros durante los 70 días que se mantuvieron atrapados.

Con sus ojos cubiertos por unos lentes especiales que lo protegían de la fuerte luz artificial que dominaba en la superficie, Ávalos fue sacado de la cápsula ante el estruendo jubiloso de la multitud. Lo primero que hizo fue abrazar por largos segundos a su pequeño hijo. Luego a su esposa y finalmente al presidente Piñera.

En la misma cápsula bajó el segundo rescatista, Roberto Ríos, sargento de la Armada y experto en asistencia médica en situaciones de alto riesgo.

A continuación le tocó el turno al conocido minero Mario Sepúlveda, de 39 años, que se hizo conocido por haberse transformado en el presentador y reportero subterráneo de los videos que mostraban los pormenores del encierro. Histriónico, enérgico, muy alegre, trajo piedras desde el fondo de la mina para obsequiar a las autoridades y seres queridos, se dio el lujo de echar unas cuantas chuchadas delante del presidente y luego se dirigió hasta la multitud que lo aclamaba para gritar con ellos un sonoro ¡Viva Chile!

A las 02:07 horas de la madrugada del miércoles fue ascendido el minero Mario Sepúlveda, de 51 años, que ante las preguntas periodísticas sobre el ascenso dijo: “Excelente, como un crucero”.

A las 03:08 horas llegó hasta la superficie el boliviano Carlos Mamani, de 24 años, que tras un ascenso de 16 minutos se convirtió en el cuarto minero en ser rescatado. Al bajar de la cápsula se arrodilló para dar gracias por su rescate, a la par que se acercaba su esposa, su pequeño hijo y algunos familiares y amigos para abrazarlo. Lo esperaban también el cónsul de Bolivia, Walter San Martín y el presidente Piñera, que portaba una bandera boliviana en sus manos. Horas más tarde, acudió el mismo presidente boliviano Evo Morales para felicitarlo y brindarle su apoyo.

A las 04:10 horas llegó a la superficie el más joven de los mineros, Jimmy Sánchez, de 19 años. Fue recibido por su padre y tras el abrazo levantó un banderín de la Universidad de Chile, el equipo de fútbol de sus amores. No fue recibido por el presidente que se había retirado a descansar, aunque sí por el ministro de Minería Laurence Golborne.

A las 05:34 horas, y tras un intermedio en que se realizó una mantención a la cápsula “Fénix”, fue rescatado el minero Osmán Araya, de 30 años. Casado y originario de San Vicente, en el centro huaso de Chile, no pudo contener las lágrimas al momento de abrazar a su esposa.

A las 06: 21 horas llegó a la superficie el minero José Ojeda, de 45 años. El autor del célebre mensaje “Estamos bien en el refugio los 33″, se convirtió en el séptimo minero en salir a la superficie.

Al amanecer, cuando el reloj marcaba las 07:02 horas, fue rescatado Claudio Yáñez, de 34 años, el octavo minero en salir. Yáñez es el mismo que le había pedido matrimonio a su mujer desde el fondo de la mina.

A las 07:58 llegó a la superficie Mario Gómez, de 63 años, el minero de mayor edad entre los atrapados. Luego de abrazar a su mujer se arrodilló y comenzó a orar, tras lo cual los enfermeros le pusieron una mascarilla de oxígeno y se lo llevaron en una camilla, ya que la hipertensión y la silicosis habían debilitado su salud durante el encierro

A las 08.52 horas fue rescatado el décimo minero, Alex Vega, de 31 años. Tras abrazar a su mujer y a las autoridades presentes fue subido a la camilla. También sufre de hipertensión arterial y problemas renales.

Unos minutos antes, a las 8:32, arribó el presidente de Bolivia, Evo Morales, quien, muy emocionado, mostró su agradecimiento al pueblo chileno por el rescate de los mineros:”Estoy sorprendido e impresionado por el trabajo del presidente de Chile, esta es una gran acción humanitaria, especialmente por nuestro hermano Carlos Mamani. A nombre del gobierno boliviano no sé cómo pagar este esfuerzo, será inédito e inolvidable para el pueblo boliviano”.

A lo largo de la mañana y en lo que va corrido de la tarde, se ha rescatado sin contratiempos a 20 mineros. Aún quedan 13, además de los tres rescatistas. Todo indica que antes de la medianoche del miércoles ya estarán todos a salvo. La cápsula va y viene, trayendo de regreso a los mineros y desatando nuevos momentos de euforia en toda la población. Es sin duda un triunfo del esfuerzo humano, un triunfo de la solidaridad y un triunfo del amor a la vida.

Jorge Muzam

Jorge Muzam

Escritor chileno. Licenciado en Historia en la Universidad de Chile. Nació en San Fabián de Alico en 1972. Ha publicado ensayos, crónicas y relatos en diversos medios americanos y europeos. Es autor de las novelas Ameba y El odio, y de los libros de relatos La vida continúa y El insomnio de la carne. Todas sus obras han sido publicadas por Sanfabistán Editores. Columnista en HuffPost Voces (EEUU) e HispanicLA (EEUU) y controvertido bloguero político cuya voz independiente se ha expandido a todo el mundo hispanohablante. Se le ha descrito como un autor de pluma corrosiva, provocadora y amarga.
Jorge Muzam

Enlaces patrocinados

12 Comments

  1. Ante la malacostumbre pre-electoral que menciono, observo que los argentinos nos mostramos más serenos cuando ellos están ausentes, prefiriendo mostrarse desde sus bunkers trabajando con la camisa arremangada, despeinados, el celular al oido y respondiendo a las corridas a algún que otro periodista apostado en el lugar.
    Si se hacen presente saben que se exponen al abucheo, la silvatina o el insulto, por lo que prefieren montar el teatro y retransmitirlo. Eso les daña la imagen y le baja la autoestima. He de suponer que lo aprendieron con el tiempo….
    Recientemente el Gobernador oficialista de la provincia de Buenos Aires Daniel Scioli terminó enemistado con la presidente cuando rompió la costumbre y se acercó a solidarisarse…. Ten por seguro que no lo hará más.
    Lo que digo cuenta para el caso de mi país, no descarto que en Chile lo hayan necesitado o sea bien visto. Pero está bueno el intecambio de perspectivas entre el acá, el allá y el más allá, María Eugenia!

  2. La presencia del presidente en la mina, cuando no se sabía si iban a salir vivos o no los mineros, fue crucial tanto ellos, como para sus familias, como para la gente del pueblo y si éstos fueran de izquierda (a los mineros me refiero) lo entenderían. Si Piñera no se hubiera hecho presente de todas maneras lo estarían criticando justamente por ello. Si Bachelet hubiera sido presidenta en este momento, supongo que habría tenido el buen sentido de hacerse presente en la mina y no dejarse aconsejar por intelectuales (creo que anda por Nueva York, homenajeada y en medio de cierta controversia porque parte del homenaje es patrocinado por una transnacional metalminera de dudoso record)
    Otra cosa distinta es que salga a luz quién y porqué, bajó qué gobierno, si el de ella o el de Piñera, se reabrió esa mina, cosa común esto de la reapertura de minas peligrosas (simplemente pagan más a la aseguradora y más en sobornos a los políticos locales).

  3. Yo no encuentro mérito alguno en estar en el lugar para mirar y salir sonriente en las fotos, en mi país eso es tan típico en las campañas electorales que da asco retrospectivo y asociativo. Todos los canditados a “lo que sea” se arremangan los pantalones y se van a las villas miserias o zonas en emergencia para mostrar que están en las malas con la gente.

    ¿Para qué fue? Para figurar… Si las cosas salían bien o mal, no sería culpa suya… tan solo una contingencia. Estoy segura que lo pensó… Los políticos saben que eso siempre suma puntos.

    Yo preferiría no verlos en esos lugares, que se queden en sus puestos haciendo su trabajo y que no politicen la hazaña… Ellos saben que contaminan con su olor el lugar donde ponen sus pies… siempre volteamos a mirarlos… Son ególatras.

  4. Sin duda, Jorge, que todos contribuyeron pero Piñera hizo lo que ningún letrinista ni cocinero podía hacer por él: ser un presidente de calidad en una ocasión de emergencia, no un Bush que cuando lo de Katrina se apartó de los enfangados neorleandeses para que no se le pegara el aire de fracaso y no se le vio el pelo sino hasta … uf, y de ponerse a cantar con los damnificados o sus familias ¡ni hablar!. Piñera no es adivino y se jugaba mucho si, al tratar de darle ánimo a los chilenos y al mundo entero, salía mal lo de la cápsula y me imagino cuantos miles de escritores estarían en este momento quemando el teclado para decirnos “YO lo sabía, YO”

  5. Presidente, alcalde, gobernador o intendente, están para servir a la población, para dar su mayor esfuerzo y no para esperar ser adulados servilmente por nadie, estimada Lorena. A los que les gusta hacerlo es porque tienen el alma descompuesta.

    Lo que sucedió en Chile con los mineros habría obligado a desplegar el mismo esfuerzo en cualquier época y con el gobierno que fuese. No hay dos alternativas, o se hace todo lo posible o se hace todo lo posible. Que pudiesen sobrevivir en el fondo de la mina no fue obra y gracia de Piñera, ni tampoco fue Piñera quien excavó con sus manitas el agujero. Es un esfuerzo de muchas personas e instituciones. Hoy existe tecnología y maquinaria que antes no existía. Para lograr el rescate, debieron confluir grupos multidisciplinarios de profesionales que crearon incluso precedentes para rescates posteriores, Es un esfuerzo colectivo, donde también tienen su mérito las cocineras, los aseadores, los letrinistas, los choferes, los profesores, los obreros menos calificados, los actores que llegaron a alivianarles la tristeza a los familiares, los policías y militares y miles de personas anónimas que entregaron su apoyo de distintas formas. Hacer un show populista, con escenario incluido en la entrada de la mina, me sigue pareciendo del más vulgar de los gustos, aunque de seguro le rendirá buenos réditos al gobierno en las próximas encuestas.

  6. Felicidades a todos los chilenos donde quiera que estén; no me canso hoy de ver una y otra vez “la salida al ring” que hizo Super Mario, saltando con el puño en alto y dando vivas; fue el mejor antídoto para cuanta pegajosería me tenga que leer esta semana. Es fascinante cómo las diferentes personalidades de los mineros se complementaron como en un estado de gracia sub terra y han brotado ante los ojos del mundo un Mamani, tan callado y hermoso, un Florencio sereno y firme, un Urzúa, mi héroe personal. Es una lección para todos nosotros el modo en que ellos se complementaron. Seguro que, al pasar de las semanas, saldrán otras versiones más realistas de lo que fue la estadía de los 33, pero por ahora ellos son un manantial refrescante en esta poza estancada de los medios de comunicación: banqueros ladrones, Lady Gaga, fracasos y crueldades y ascos y miserias, bestialidades, amarguras y blasfemias. Por Dios y la Virgen que se nos dé al menos un par de diítas de asueto a los condenados a leer nuestros asquerosos “medios” de distrac/destruc/ción. ¡Verlos a los mineros paridos al revés, jalados para arriba por el cordón bendito!…. Gracias Jorge por esta crónica, paso a paso, minero a minero, como la primera que hiciste cuando se quedaron atrapados. Chi chi chi, le le le.
    No sé si volveré a leer la preNsa en bastante tiempo. Tengo sabor a vino en la boca.
    http://www.laprensadelosangeles.com/nota.asp?nota=637

  7. Sin lugar a dudas fue el tema del día. Radio, televisión y prensa argentina estuvieron minuto a minuto con el rescate. La gente lo comenta por todas partes y ya aparecieron los que se pronuncian hartos de estar mirando para el oeste. No faltó el que se preguntó si de estar en esa circunstancia tan extrema, la presidente Cristina Fernández, hubiera actuado con tanta solidez como lo hizo el presidente de Chile… Llovieron elogios desmedidos para él, un tanto precipitados para mi gusto, ya que poco sabemos del detrás de escena de lo que pasa. Desde acá se tejen cientos de intrigas y especulaciones que se entrecruzan con nuestra realidad… Un lío!
    Por sobre todas las cosas alegría!! Hay que priorizar eso. Qué bueno que todo esté resultando bien.

  8. El éxito de esta operación y la alegría que nos embarga, no debe hacernos olvidar la enorme cantidad de desastres mineros que han ocurrido en diferentes partes del mundo.

    Vaya este homenaje a los 73 mineros que murieron en la mina de Amagá, en Colombia, el 16 de junio del 2010, y a los 355 mineros que murieron el 19 de junio de 1945, en la Tragedia del Humo, en la mina El Teniente,en Chile.

    Vaya este homenaje a todos y cada uno de los mineros que han sucumbido en las distintas tragedias mineras y también a los que han logrado sobrevivir, como lo es el caso de los 33 mineros chilenos rescatados.

  9. encima,,,,,,,,,,,,,,jijiji……………..no igual está buenooo…..lo más curioso es q cuando vieron al presidente Evo .M…los mineros pensaban que los estaban sacando por Bolivia ..jiji

  10. Comparto con los hermanos chilenos, estos momentos de tantas emociones. Sigo cada paso día y noche, todos los sucesos. Gracias también a todos los medios de comunicación que nos dieron una cobertura perfecta.
    Norma

1 Trackback / Pingback

  1. Bitacoras.com

Los comentarios están cerrados.