Crónicas desde el Hipódromo | Coyoacán

Iglesia de San Juan Bautista

Coyoacán, que por el simple nombre uno se imagina habitado por coyotes, se convierte para un provinciano recién llegado, en uno de los que aparecen en la guía turística de rigor para quienes visitan el Distrito Federal.

Crónicas desde el Hipódromo | Casa-Estudio Luis Barragán

Casa-Estudio Luis Barragán

Si algo se irradia en esa casa es la soledad, como si estuviéramos recorriendo la morada de un monje moderno, que aislado del exterior creó su propio mundo interno en conexión con su parte espiritual.

Crónicas desde el Hipódromo | Vivir en vertical

conventillo

Llegar a la Ciudad de México implica asentarme en una megalópolis que parece no tener fin hacia todos los puntos cardinales y pasar de la vivienda individual a la colectiva, dejar atrás la ciudad horizontal para llegar a la ciudad vertical.

Monumento a la Revolución

Monumento a la revolucion excelsior

Nos alejamos dándole la espalda al monumento, con el sol cayendo frente a nosotros como una especie de exorcismo hacia ese pasado fosilizado que olvidamos y a la vez repetimos, reflejo de un país a medio construir en busca de su identidad.

Crónicas desde el Hipódromo: la colonia Roma

colonia roma

Caminar por las calles de la Roma es recordar los primeros años del siglo XX, cuando Porfirio Díaz quería emular a París en su traza urbana y su arquitectura. El Art Nouveau, el estilo ecléctico, el Art Deco y el racionalismo europeo se van mezclando en una serie de fachadas que le dan un realce muy peculiar al barrio y tal vez allí radique mucho de su encanto.

CRONICAS DESDE EL HIPODROMO: La pasión del fútbol

Al final me quedo con la famosa frase de César Luis Menotti que lo resume todo: “El fútbol es lo más importante de lo menos importante”.

Crónicas desde el Hipódromo | Marcha Nacional por la Paz

marchapaz1

La multitudinaria Marcha nacional por la Paz con Justicia y Dignidad en México, desde la perspectiva de su testigo y participante Ricardo Trapero, mostró divergencias y acumuló dudas, enfatizando que ‘nos encontramos en una encrucijada sin salidas fáciles’, tal como dijo Javier Sicilia antes de pedir cinco minutos de silencio.