ATENTADO EN ARIZONA: Los atentados fanáticos

***

Los juicios contra Posada Carriles son también contra la ultraderecha salvadoreña

SAN SALVADOR – Los atentados terroristas, vengan de donde vengan, son crímenes de lesa humanidad; son repudiables y deben ser condenados duramente por las justicias nacionales y perseguidos por la justicia internacional.

Lo ocurrido hace unos días en Arizona es escandaloso, por ser Estados Unidos una nación que se ha preciado de ser democrática y civilizada por excelencia.

Ya hay señalamientos sobre la relación de este hecho desquiciado con el discurso fanático de la ultraderecha estadounidense, que además de ser una vertiente política, también es social, en especial xenofóbica.

La agencia alemana DPA consigna en una de sus notas, al referirse al grave atentado contra la congresista demócrata Gabrielle Giffords, quien se encuentra herida de gravedad, mientras otras ocho personas fueron asesinadas y 12 heridas por el joven identificado como Jared Lee Loughner, de 22 años. “Los motivos de Loughner siguen siendo inciertos y, según The Washington Post hasta el momento no cooperó con las autoridades. En los medios salieron publicados supuestos dichos antigubernamentales
expresados por el detenido por Internet, así como también su participación en sitios donde expresó admiración por libros tales como “Mi lucha” de Adolf Hitler”, dice la nota de DPA.

¿Cómo es posible a estas alturas que en una sociedad civilizada haya gente seguidora de Hitler? Pero la verdad es innegable: como existen seguidores de Hitler, existen seguidores de Osama Bin Laden.

Coincide este evento trágico y triste en Arizona con el inicio en Texas del juicio del terrorista de origen cubano Posada Carriles, por causas que no son terrorismo, cuando él ha confesado crímenes abominables como el estallido de un avión en pleno vuelo, además que se le achacan incontables acciones terroristas contra instalaciones civiles de Cuba.

Posada Carriles vivió en El Salvador con protección estatal en el pasado y tuvo vinculaciones con fuerzas de la ultraderecha salvadoreña. En varios de los delitos que se le achacan a Posada Carriles hay evidencias de tener vinculaciones con sectores poderosos salvadoreños.   (Editorial de ContraPunto)

Así que los juicios contra este personaje indeseable de la historia, calificado por los propios estadounidenses como “uno de sus Frankenstein”, también lo son contra las fuerzas ultraderechistas de El Salvador, donde el fanatismo de toda índole mató sin justificación alguna a personalidades destacadas como Monseñor Oscar Arnulfo Romero, el padre Ignacio Ellacuría y al intelectual Roque Dalton.

***

Juan Jose Dalton

Juan José Dalton es el director de la revista digital Contrapunto (http://contrapunto.com.sv)

1 comentario

  1. AL SR DALTON, con todo respeto, el sabe mejor que nadie que a su padre, el excelente poeta Roque Dalton, no lo asesinaron los ultraderechistas sino el FMLN marxista y terrorista. Estoy harta de que cada vez que se habla de terrorismo en El Salvador se menciona a la ultraderecha, cuando la izquierda mato tantos o mas personas inocentes que la ultraderecha. Si hay actualmente en USA mas de dos millones de salvadorenos es por culpa del FMLN castrista, guevarista y estalinista, que incendio todo el pais dirigido tras bambalinas por Fidel Castro y el comandante Barba Roja desde La Habana, los dos mayores terroristas que ha parido madre en las Americas en todos los tiempos.

    Es verdad que probablemente Posada Carriles fue terrorista, pero hizo terrorismo contra otros terroristas y no contra monjitas de la caridad, en el que lamentablemente murio gente inocente. Por cierto, fue juzgado por terrorismo en Venezuela y no le pudieron probar nada y fue absuelto. Pero si fuera condenado por terrorismo ahora, lo cual apoyaria si se demuestra, el Sr Dalton no debe mirar solo para la derecha sino para la izquierda, pues es la izquierda la que a nivel mundial comete actos terroristas de todo tipo, cumpliendo la consigna del Che Guevera de crear “Dos, tres, muchos Vietnam”. El Che Guevara personalmente mando a fusilar, o dio el tiro de gracia en la Fortaleza de la Cabana en La Habana a 209 personas, la inmensa mayoria presos politicos que solo cometieron el delito de oponerse a la incipiente dictadura castrista .

    Cuando los Montoneros, los Tupamaros o los izquierdistas de Miguel Enriquez en Chile ponian bombas, atentados, secuestraban y asaltaban, bancos, cuando las FARC asesinan a mansalva a mujeres y ninos, o Sendero Luminoso, etc, eso no es la derecha amigo Dalton.

1 Trackback / Pingback

  1. Bitacoras.com

Comentarios cerrados.